Publicado 09/12/2021 15:04CET

Coronavirus.- El Gobierno de Dinamarca afirma que el sacrificio de millones de visones en plena pandemia fue "acertado"

Archivo - Imagen de archivo de un visón.
Archivo - Imagen de archivo de un visón. - KOPENHAGEN FUR / CAND. AGRO. JESPER CLAUSEN

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, ha asegurado este jueves que la decisión de sacrificar a millones de visones en toda Dinamarca en plena pandemia fue "la acertada" para evitar una mayor propagación del virus.

"Puedo decir mucho, pero lo más importante es que la decisión de eliminar todos los visones fue acertada", ha aseverado Frederiksen en una rueda de prensa antes de intervenir ante una comisión que investiga las acciones del Gobierno durante la pandemia.

Frederiksen tiene que responder ahora las preguntas sobre la necesidad de eliminar los visones, lo que se tradujo en la destrucción de una rama de la industria danesa. En total se sacrificaron unos 17 millones de visones, lo que provocó la indignación de granjeros y agricultores, que buscan una indemnización.

La jefa del Ejecutivo danés es la última persona en testificar ante los miembros de la comisión, que han recabado los testimonios de unas 60 personas entre octubre y diciembre. Entre ellos figuran los ministros de Justicia, Sanidad y Finanzas, según informaciones del diario 'Jyllands Posten'.

El Parlamento decidió abrir una investigación al respecto en 2020 tras el sacrificio de los visones, que fue calificada por muchos de "catástrofe ecológica". Algunos expertos alertaron de una posible contaminación de las aguas debido a la descomposición de los cuerpos de los animales enterrados.

No obstante, el Gobierno ha defendido en todo momento la necesidad de llevar a cabo esta medida para impedir el avance del virus. En diciembre, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe criar visones hasta finales de este año.

Además, el Parlamento ha acordado pagar a los afectados indemnizaciones de hasta 18.800 coronas (unos 2.500 euros). El Gobierno, por su parte, ha tenido que admitir que carecía respaldo legal cuando exigió el sacrificio de los animales antes de que la ley al respecto fuera aprobada.