Publicado 20/11/2021 19:54CET

Coronavirus.- El Gobierno holandés confirma más de 50 detenidos tras la "orgía de violencia" de Rotterdam

19 November 2021, Netherlands, Rotterdam: Police officers stand in front of a fire during a protest against the 2G policy at the Coolsingel. Violent riots broke out in the Dutch port city of Rotterdam during a demonstration by hundreds of people against s
19 November 2021, Netherlands, Rotterdam: Police officers stand in front of a fire during a protest against the 2G policy at the Coolsingel. Violent riots broke out in the Dutch port city of Rotterdam during a demonstration by hundreds of people against s - ---/ANP MEDIA-TV/dpa

AMSTERDAM, 20 Nov. (DPA/EP) -

Al menos siete personas resultaron heridas y más de medio centenar han pasado a disposición policial tras los disturbios ocurridos en la ciudad holandesa de Rotterdam durante las protestas contra las propuestas para endurecer las medidas contra el coronavirus, en unos incidentes que el alcalde de la ciudad, Ahmed Aboutaleb, describió como una "orgía de violencia".

La Policía ha reconocido el uso de disparos de advertencia y confirmado dos heridos por arma de fuego en incidentes con agentes de las fuerzas del orden público que serán investigados a fondo.

El ministro de Justicia holandés, Ferd Grapperhaus, ha denunciado numerosos ataques selectivos contra agentes de Policía, bomberos y periodistas durante unas protestas que obligaron al despliegue de emergencia de cientos de agentes hasta que la situación acabó más o menos controlada durante las primeras horas de la madrugada.

Los Bomberos también han tenido que acudir a sofocar varios de los fuegos provocados por los manifestantes, informa la cadena NOS. "Esto no tiene nada que ver con manifestarse, sino con escoria rebelde y seguidores ingenuos y estúpidos", ha denunciado el Consejero Delegado de la Policía Neerlandesa, Koen Simmers.

La Policía ha confirmado igualmente este sábado la presencia de varios miles de personas en las calles de Ámsterdam durante las últimas horas para protestar contra el posible endurecimiento de las medidas, a pesar de que los propios organizadores de esta marcha habían anunciado su suspensión para no inflamar todavía más la tensión.

Contador