Publicado 18/05/2020 17:37CET

Coronavirus.- El Gobierno de Yemen pide ayuda internacional ante el coronavirus y acusa a los huthis de falsear datos

Coronavirus.- El Gobierno de Yemen pide ayuda internacional ante el coronavirus
Coronavirus.- El Gobierno de Yemen pide ayuda internacional ante el coronavirus - Michael Hanschke/dpa - Archivo

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que le ayude ante la pandemia de coronavirus y ha acusado a los rebeldes huthis, que controlan la capital, Saná, y otras zonas del país, de falsear cifras y ocultar contagios.

El ministro de Sanidad yemení, Naser Baum, ha resaltado que es "urgente" que la comunidad internacional entregue ayuda para apoyar el sistema sanitario del país y entregar los suministros y equipos de protección necesarios para los trabajadores sanitarios.

Asimismo, el ministro de Administración Local, Abduraqib Fatá, ha manifestado que el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi ha actuado "con responsabilidad y transparencia" desde el inicio de la pandemia, actuando "en el marco de las posibilidades", según ha informado la agencia estatal yemení de noticias, SABA.

"Los informes desde el terreno indican que hay un gran número de casos en zonas bajo control de los huthis", ha denunciado, antes de tildar de "completamente inaceptable" la "ocultación" de esta información.

Por ello, ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que publique las cifras sobre contagios en el país y ha manifestado que "una colusión en el ocultamiento por parte de los huthis implica ser partícipe de su crimen".

Fatá ha pedido además a la comunidad internacional que "fuerce a la milicia a desvelar el balance de infecciones antes de que la pandemia esté por encima de las capacidades del país para contenerla".

Por último, ha acusado a los rebeldes de "obstaculizar" las operaciones de las organizaciones internacionales y humanitarias a la hora de entregar ayuda en el país en el marco del conflicto y ha incidido en que "la mayor víctima de estas medidas es la población".

El Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente declaró la semana pasada la ciudad de Adén, sede de sus instituciones, como "infestada" a causa del aumento de casos de coronavirus, en medio de los enfrentamientos con los separatistas suryemeníes tras su golpe para hacerse con el control del sur del país.

El Comité Supremo de Emergencia de Yemen para el Coronavirus, que ha cifrado en 128 el total de casos, con 20 fallecidos, destacó que "la situación administrativa y política en Adén socava todos los esfuerzos para hacer frente a la epidemia". Los huthis han confirmado hasta ahora un único caso, fallecido a causa del virus.

Naciones Unidas alertó a finales de abril de que existe "una probabilidad muy real" de que el virus se esté propagando sin ser detectado, en un país devastado por más de cinco años de guerra y con un sistema sanitario colapsado.

Así, la oficina de la coordinadora humanitaria de la ONU para Yemen, Lise Grande, resaltó que las ONG están preocupadas "por la presencia y el potencial de rápida propagación del coronavirus en Yemen", antes de destacar que "no hay tiempo que perder".

El conflicto en Yemen, que enfrenta a las fuerzas de Hadi con los huthis, apoyados por Irán, es considerado como la mayor catástrofe humanitaria del planeta, una en la que han muerto más de 100.000 personas y que ha llevado al país más pobre del mundo árabe al borde de la hambruna.