Publicado 21/10/2020 05:40CET

Coronavirus.- Un grupo de manifestantes quema mascarillas en Bulgaria como protesta ante su uso obligatorio

SOFÍA, 21 Oct. (DPA/EP) -

Un grupo de manifestantes ha quemado mascarillas este martes en el centro de Sofía, la capital de Bulgaria, como protesta ante su uso obligatorio en espacios al aire libre decretado por el Gobierno búlgaro, después de un aumento de unos 4.000 casos en la última semana.

El ministro de Salud de Bulgaria, Kostadin Angelov, ha explicado este martes en rueda de prensa que con esta nueva medida se intenta aliviar la saturación que en los últimos días vienen sufriendo los centros médicos, pues se espera que con el uso de la mascarilla la incidencia de la pandemia descienda hasta un 30 por ciento.

Hasta la fecha, el uso de mascarilla era sólo obligatorio en espacios comunes cerrados, como establecimientos, bancos, edificios gubernamentales, o en el transporte público, desde que se impuso la medida el pasado 22 de junio. La nueva medida estará vigente hasta finales de noviembre.

Por otro lado, Angelov ha anunciado que de momento el Gobierno descarta cerrar gimnasios, bares y restaurantes, pero obligarán a este tipo de establecimientos a cumplir una serie de normas más estrictas para evitar contagios.

La medida no ha sentado bien a una parte de la población, según apunta la agencia DPA, que han aprovechado una nueva manifestación contra el Gobierno del primer ministro, Boyko Borisov, para protestar también contra esta nueva medida quemando mascarillas en el centro de Sofía.

Las autoridades búlgaras han confirmado un total de 31.863 casos acumulados, tras sumar 1.024 nuevos contagios este martes, lo que supone un nuevo récord de positivos diarios.

La cifra de casos activos es de 13.430, cuando hace una semana era de 8.099, mientras que la de víctimas mortales supera por poco el millar y la de personas recuperadas es de 17.414.