Publicado 06/12/2020 12:58CET

Coronavirus.- Los hospitales de Pakistán llegan al borde del colapso en plena segunda ola de contagios

23 May 2020, Pakistan, Peshawar: Pakistani Christians hold a candlelight vigil at St. John's Cathedral to pay homage to the victims of the Airbus A320 plane, which crashed a day earlier into a populated area in Karachi. Photo: -/PPI via ZUMA Wire/dpa
23 May 2020, Pakistan, Peshawar: Pakistani Christians hold a candlelight vigil at St. John's Cathedral to pay homage to the victims of the Airbus A320 plane, which crashed a day earlier into a populated area in Karachi. Photo: -/PPI via ZUMA Wire/dpa - -/PPI via ZUMA Wire/dpa - Archivo

ISLAMABAD, 6 Dic. (DPA/EP) -

Los responsables de hospitales de Pakistán han avisado de que están alcanzando los límites de su resistencia dado el abrumador repunte de los contagios provocado por la segunda ola de la pandemia de coronavirus en el país.

"Estamos en una situación crítica que empeora cada día con nuevas infecciones", ha explicado el secretario general de la Asociación Médica de Pakistán, Sajjd Qasier, quien ha avisado de que los hospitales se han llenado de pacientes gravemente enfermos de COVID-19. "Un nuevo paciente solo obtiene una cama si tiene suerte o si un paciente es dado de alta", ha avisado.

Además, el secretario ha avisado de que hay escasez de ventiladores y, a veces, escasez de bombonas de oxígeno, hasta el punto de que al menos siete pacientes han fallecido esta pasada noche en un hospital público de la ciudad noroccidental de Peshawar ante la falta de asistencia respiratoria.

El Gobierno provincial ha iniciado una investigación sobre el incidente, ha hecho saber el ministro de Sanidad local, Taimur Jhagra.

Mientras, las nuevas infecciones aumentan sin freno en todo el país, que ha registrado una media 3.000 nuevos casos diarios desde el 2 de diciembre. El total de casos asciende ya a 416.499 y las muertes relacionadas se cuentan en 8.361. Durante las últimas horas se han registrado al menos 3.308 casos nuevos y 58 decesos, según datos del Ministerio de Salud nacional.

Sin embargo, el secretario general de hospitales ha querido puntualizar que estas cifras no se ajustan a la realidad porque muchos afectados se quedan en casa sin hacerse las pruebas.

Las medidas están teniendo poca eficacia. El mes pasado, Pakistán cerró las instituciones educativas y cerró los puntos calientes de virus. Sin embargo, los mercados, las empresas, el transporte público están funcionando y los partidos de la oposición están convocando manifestaciones masivas contra el primer ministro, Imran Jan, que atraen a grandes multitudes, sin mascarilla, distanciamiento social ni otras medidas de precaución.