Publicado 01/06/2020 18:49CET

Coronavirus.- Hospitalizada en Kenia la primera dama de Burundi tras un supuesto contagio por coronavirus

Coronavirus.- Hospitalizada en Kenia la primera dama de Burundi tras un supuesto
Coronavirus.- Hospitalizada en Kenia la primera dama de Burundi tras un supuesto - PRESIDENCIA DE BURUNDI - Archivo

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La esposa del presidente saliente de Burundi, Pierre Nkurunziza, ha sido ingresada durante el fin de semana en un hospital de Kenia, Nairobi, para recibir tratamiento tras supuestamente haber contraído coronavirus, según han informado medios kenianos.

Fuentes del Hospital Aga Khan de Nairobi citadas por el diario 'Daily Nation' han indicado que Denise Bucumi Nkurunziza fue trasladada al país el 28 de mayo y han agregado que también recibe tratamiento por una patología previa sin especificar.

"Debido a nuestra política de confidencialidad sobre los pacientes, no podemos compartir ninguna información con el público, ha señalado el departamento de comunicaciones del hospital.

Fuentes kenianas y burundesas citadas por la emisora Radio France Internationale han confirmado el ingreso de la primera dama del país africano por coronavirus.

Por su parte, Nkurunziza abogó recientemente por "reunirse sin mascarillas" argumentando que "Dios purifica el aire del país". Burundi celebró a finales de mayo elecciones presidenciales, parlamentarias y locales a pesar de la pandemia.

Asimismo, el Gobierno de Burundi declaró 'persona non grata' al jefe de la delegación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros tres integrantes de la misma y les ordenó abandonar el país poco antes de la votación, sin dar explicaciones al respecto.

Las autoridades burundesas han confirmado hasta la fecha un total de 63 casos de coronavirus, con un fallecido y 33 recuperados, según los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC), dependientes de la Unión Africana (UA).

Sin embargo, médicos de Burundi alertaron a mediados de mayo de la existencia de una cadena de contagios "oculta y descontrolada" en el país, que las autoridades habrían intentado esconder para no obstaculizar el proceso electoral.