Publicado 19/03/2020 7:19:12 +01:00CET

Coronavirus.- HRW pide que la respuesta al coronavirus priorice el derecho a la salud y el respeto a los DDHH

Coronavirus.- HRW pide que la respuesta al coronavirus priorice el derecho a la
Coronavirus.- HRW pide que la respuesta al coronavirus priorice el derecho a la - Alessia Giuliani

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este jueves a los gobiernos de todo el mundo que la respuesta a la pandemia del nuevo coronavirus priorice el derecho a la salud y el respeto a los Derechos Humanos.

"A medida que los gobiernos están empezando a aumentar su respuesta a la salud pública, la amenaza provocada por el Covid-19 es reafirmar, no abandonar, los derechos de todos", ha indicado el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth.

"Esto significa priorizar la ciencia sobre la política, el cuidado de aquellos que están más en riesgo, evitar la censura, limitar los confinamientos y construir la confianza pública que es esencial para una respuesta efectiva", ha añadido.

En este contexto, HRW ha propuesto una serie de recomendaciones para orientar a los gobiernos en este propósito mientras respetan los Derechos Humanos fundamentales, incluidos los derechos a la salud, la libre expresión, la no discriminación y la libertad de movimiento.

Así las cosas, según la ONG, los gobiernos deben evitar restricciones radicales y demasiado amplias sobre los movimientos de las personas y la libertad personal, confiar en el distanciamiento social voluntario y avanzar hacia restricciones obligatorias únicamente cuando esté "científicamente justificado y sea necesario", además de cuando puedan garantizar "sistemas" para apoyar a los afectados.

HRW ha recordado que, cuando se imponen cuarentenas, los gobiernos están obligados a garantizar el acceso a los alimentos, al agua y a la atención médica. Asimismo, deben abordar las "preocupaciones especiales" que generan las personas en las cárceles, los centros de detención de migrantes, las personas mayores y las que sufren alguna discapacidad.

A juicio del organismo, la pandemia del Covid-19 ha expuesto que numerosos países tienen carencias en los sistemas de salud pública y protección del bienestar social que hacen "más duro" proteger a las poblaciones de riesgo y reducir la transmisión de la enfermedad.

Los gobiernos tienen que poner en marcha campañas de información para asegurar que la población es consciente sobre el riesgo del coronavirus y para proponer estrategias para evitar infecciones. También tienen que garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a atención médica esencial, migrantes, solicitantes de asilo y refugiados incluidos.

HRW también ha hecho hincapié en la ayuda que las administraciones deben prestar a los trabajadores con salarios bajos afectados por la pandemia, al tiempo que ha aludido a la necesidad de abordar el "impacto desproporcionado" del Covid-19 en mujeres y niñas.

"También tienen que llevar a cabo medidas políticas específicas para cumplir con el derecho a la educación, incluso si los colegios están cerrados temporalmente", ha insistido el organismo.

ALGUNOS ABUSOS

La ONG también ha aseverado que, desde que el nuevo coronavirus fue identificado por primera vez en la ciudad china de Wuhan, ha informado de abusos a los derechos relacionados con "la respuesta autoritaria del Gobierno de China, el riesgo de los presos y detenidos en Estados Unidos, Siria e Irán y el impacto en personas de mayor edad".

También ha mencionado "el colapsado sistema de salud de Venezuela y otros impactos en los Derechos Humanos en las medidas de respuesta a la pandemia".

"La mejor manera de combatir el Covid-19 es ser escrupuloso y honesto con la ciudadanía, restringir el movimiento sólo lo necesario para limitar la transmisión y abordar a las personas que tienen un riesgo mayor", ha señalado Roth.

"El coronavirus no conoce fronteras y eso nos ha enseñado que nuestra salud sólo es fuerte si lo es la de la persona que está a nuestro lado. Su rápida propagación nos recuerda nuestra conectividad global y nuestra responsabilidad compartida", ha zanjado.

Contador