Publicado 12/02/2021 15:04CET

Coronavirus.- Hungría espera tener al 20% de la población vacunada en Semana Santa sumando los fármacos ruso y chino

Vista de una calle en Budapest
Vista de una calle en Budapest - ORSI AJPEK/GETTY IMAGES

La principal responsable médica anuncia que este viernes se empezará a suministrar la Sputnik V

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha asegurado que más de dos millones de personas, el 20 por ciento de la población, estará vacunada contra la COVID-19 en Semana Santa si el país incorpora a sus carteras de inmunización la vacuna rusa y la china.

Hungría se convirtió en enero en el primer país de la UE en autorizar la vacuna rusa Sputnik V, pese a no haber recibido aún el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). También se ha abierto a la china Sinopharm, de la que espera recibir las primeras 500.000 dosis la próxima semana.

La principal responsable médica, Cecilia Muller, ha comentado en rueda de prensa que la vacuna rusa comenzará a utilizarse este viernes en Budapest, con unas 2.800 dosis en un principio, según el periódico 'Magyar Hírlap'. Muller ha defendido la importancia de estas vacunas para contener la expansión de las nuevas variantes como la británica.

Orban se ha mostrado satisfecho este viernes, en un entrevista en la radio pública, con el ritmo de la campaña de vacunación, que ya ha permitido que más de 380.000 personas hayan recibido una primera dosis de los tres fármacos avalados por la EMA. Sin embargo, confía en que con la vacuna rusa y con la china --cuya aplicación aún estaría en el aire-- se pueda llegar a casi 2,5 millones en Semana Santa.

Con este ritmo, ha añadido, a finales de mayo o principios de junio podrían estar inmunizadas unos 6,8 millones de ciudadanos, dos terceras partes de los habitantes de Hungría, según el portal de noticias 'Hungary Today'.

Los análisis de la EMA y la posterior validación de las vacunas no exime a los Estados miembro de la UE de aprobar ciertas sustancias alegando circunstancias excepcionales, aunque en principio este plan europeo solo contempla la autorización de un único fármaco. La Comisión Europea ya confirmó en noviembre que Hungría podría suministrar la Sputnik V, con la condición de que asumiese el país toda la responsabilidad del proceso.

Orban ha defendido este viernes la capacidad de los expertos húngaros para evaluar las distintas vacunas, en la medida en que los ve "al menos tan cualificados" como cualquier científico de otro país. De hecho, incluso ha apuntado que confía más en la valoración que pueda hacer un organismo de Hungría que uno de la UE.

"Tenemos que confiar en nosotros mismos", ha enfatizado el mandatario húngaro, que ve imprescindible acelerar el ritmo. "Cada día que pasamos esperando, el país pierde a otra persona, así que no vamos a esperar", ha advertido Orban, que ya ha avanzado que seguirá negociando la compra de vacunas en previsión de que la inmunidad frente a la COVID-19 pueda durar menos de un año.