Publicado 03/07/2021 08:13CET

Coronavirus.- Hungría sigue relajando las restricciones mientras la mitad de la población recibe la primera dosis

BUCAREST, 3 Jul. (DPA/EP) -

Hungría ha comenzado este sábado a aliviar muchas de las restricciones impuestas durante las últimas semanas para impedir la propagación del coronavirus conforme se acelera el ritmo de vacunación en el país.

Unos 5,5 millones de húngaros han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la enfermedad, aproximadamente la mitad de la población, en cumplimiento de los objetivos marcados por el Gobierno del país.

Las autoridades habían vinculado la flexibilización de las regulaciones a su progreso en términos de vacunación, más que al número de nuevos casos, como lo han hecho otros países.

Esta última evolución significa que ya no es necesario que las personas usen máscaras faciales en espacios públicos cerrados. Las mascarillas solo serán imprescindibles en hospitales e instituciones como residencias de ancianos.

Muchos otros requisitos también han sido eliminados. Las personas ya no necesitarán demostrar su inmunidad al reservar una habitación de hotel o para entrar en restaurantes, playas, piscinas, teatros y cines.

La prueba, una forma de tarjeta de identidad que muestra si el titular ha sido vacunado contra el virus o se ha recuperado del coronavirus, ahora solo será necesaria para eventos deportivos masivos o para asistir a conciertos o bares musicales.

Asimismo, las reglas de distanciamiento social ya no se aplican en las tiendas. Las fiestas privadas pueden tener hasta 100 invitados y 400 personas pueden asistir a bodas. Las escuelas secundarias y las universidades reintroducirán las clases presenciales a partir del otoño.

La tasa de incidencia de Hungría durante los últimos 14 días ha sido de 10,21 casos nuevos por cada 100.000 habitantes.

Contador