Publicado 11/03/2021 12:42CET

Coronavirus.- La Iniciativa Ciudadana Europea para la supresión de las patentes alcanza las primeras 100.000 firmas

Un policía nacional recibe la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 en el Centro Cultural Miguel Delibes, en Valladolid, Castilla y León (España), a 9 de marzo de 2021. Los equipos de vacunación Covid de Sacyl en Valladolid han comenzado este mart
Un policía nacional recibe la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 en el Centro Cultural Miguel Delibes, en Valladolid, Castilla y León (España), a 9 de marzo de 2021. Los equipos de vacunación Covid de Sacyl en Valladolid han comenzado este mart - Dos Santos - Europa Press

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Iniciativa Ciudadana Europea 'Right to Cure', una coalición de más de 200 organizaciones de la sociedad civil de 14 países europeos, ha alcanzado este jueves las primeras 100.000 firmas para impulsar una propuesta legislativa para instar a la Comisión Europea a que los productores de vacunas, como Pfizer/BioNTech, AstraZeneca y Moderna, compartan los conocimientos y la tecnología de las vacunas, renuncien a las patentes de manera temporal y permitan una producción de las vacunas a nivel mundial que asegure un acceso universal.

Para ello, la coalición necesita recoger un millón de firmas. "Las inversiones públicas deben producir bienes públicos que beneficien a todos, no generar beneficios para los altos ejecutivos, accionistas y especuladores. La Comisión Europea debe suspender el actual sistema de patentes, los monopolios y el secretismo para ofrecer unas vacunas accesibles para todos", señalan desde la iniciativa.

Compartir la tecnología eliminaría un obstáculo para el aumento de la producción actualmente retrasada y la igualdad de acceso a las vacunas para todas las personas, en todo el mundo. De esta forma se aceleraría la vacunación mundial evitando la aparición de variantes más agresivas y letales.

A nivel mundial, los datos de UNICEF citados por Oxfam sugieren que sólo el 43% de la capacidad de producción de vacunas COVID-19 declarada se está utilizando actualmente para las vacunas aprobadas. El suministro de vacunas seguras y eficaces para todos se está racionando artificialmente debido a la protección de los derechos exclusivos y los monopolios de las corporaciones farmacéuticas, tal y como ha demostrado la Alianza Popular para las Vacunas.