Publicado 25/09/2020 04:33CET

Coronavirus.- Investigan a Bukele por posible "coacción" al prohibir la entrada a El Salvador sin prueba PCR negativa

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara.
El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara. - CAMILO FREEDMAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de El Salvador ha iniciado una investigación contra altos funcionarios del Gobierno, entre ellos el presidente, Nayib Bukele, por supuestos delitos de "desobediencia" y "coacción", entre otros, tras continuar exigiendo una prueba PCR negativa como requisito para la vuelta de salvadoreños y residentes permanentes a su país, contraviniendo así las ordenes emitidas al respecto por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

"Hemos recibido certificación sobre el incumplimiento de resolución que ordenaba permitir el retorno de los salvadoreños a nuestro país", ha señalado el fiscal general, Raúl Melara, en su cuenta de Twitter, en donde también ha insistido en que la Sala de lo Constitucional del TSJ es "la entidad competente para determinar el cumplimiento o no de sus resoluciones".

Entre los delitos en los que podrían haber incurrido algunos funcionarios del Gobierno, entre ellos Bukele, están los de "desobediencia", "arbitrariedad", "coacción" e "incumplimiento de deberes" procedentes de las resoluciones emitidas por la Sala de lo Constitucional los pasados 14 y 18 de septiembre, ha detallado el diario 'La Prensa Gráfica'.

Además de Bukele, el expediente abierto por la Fiscalía también investigará las posibles irregularidades que habrían cometido el ministro de Salud, Francisco Alabi; el presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Federico Anliker; y el director general de Migración y Extranjería, Ricardo Cucalón.

El presidente salvadoreño, por su parte, apeló en los últimos días en sus redes sociales al "derecho" de "viajar en un avión libre" de coronavirus y acusó a la Sala de lo Constitucional de "violar reiteradamente" los derechos a la salud y la vida del pueblo salvadoreño.

Según las pesquisas, el Gobierno mantuvo una serie de reuniones con los responsables de las aerolíneas que operan en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, en la capital, para exigirles que prohibiesen la entrada de pasajeros con destino al país si no contaban con una PCR negativa en las últimas 72 horas antes de tomar el avión.

La resolución explica que dichas medidas suponen "una forma fraudulenta de evadir el cumplimiento de la medida cautelar ordenada", del mismo modo que calificaron de "censurable artilugio" las amenazas que habrían recibido las aerolíneas, con penas de hasta 6.000 dólares por pasajero, si no cumplían estas indicaciones.

Hasta el momento, El Salvador ha contabilizado 28.201 casos de COVID-19 acumulados, de los cuales 22.326 corresponden a personas que han logrado vencer a la enfermedad, así como 823 fallecidos.

Contador