Publicado 29/12/2020 10:44CET

Coronavirus.- Irán inicia la primera fase de las pruebas clínicas en personas de su propia vacuna contra el coronavirus

Una trabajadora sanitaria durante una donación de sangre en el marco de la pandemia de coronavirus en Irán
Una trabajadora sanitaria durante una donación de sangre en el marco de la pandemia de coronavirus en Irán - Rouzbeh Fouladi/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han iniciado este martes la primera fase de las pruebas clínicas en personas de su propia vacuna contra el coronavirus, en una jornada en la que dos personas han sido inoculadas con el fármaco, según han recogido los medios locales.

El portavoz de la Orden Ejecutiva del Imam Jomeini (EIKO), Mohamad Hosein Niki Maleki, ha destacado que es "la primera inyección en humanos en la primera fase de los estudios clínicos de la primera vacuna contra el coronavirus" producida por este organismo.

La vacuna desarrollada por la EIKO ha recibido la licencia del Ministerio de Sanidad iraní y varios de sus altos cargos figuran entre los voluntarios que recibirán el medicamento. La primera voluntaria ha sido la hija del director de la EIKO, Mohamad Mojber.

El propio Mojber había indicado que 60.000 iraníes se han presentado voluntarios para participar en los ensayos clínicos, en los que participarán 56 personas, al tiempo que ha destacado que la nueva vacuna, que ha recibido el nombre de COVIRAN, cumple los requisitos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Asimismo, ha destacado que la capacidad de producción será de cerca de 1,5 millones de dosis durante los próximos 40 días, tras lo que ascenderá hasta los doce millones de dosis mensuales durante el próximo semestre, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

Las autoridades de Irán, el país más afectado por la pandemia en Oriente Próximo, confirmaron el lunes que hasta la fecha se han registrado 960.751 casos y 54.814 fallecidos por coronavirus, al tiempo que situó en más de 960.000 el número de personas que se han recuperado de la COVID-19.

Contador