Publicado 17/03/2021 15:35CET

Coronavirus.- Israel aprueba el uso de dispositivos electrónicos para el cumplimiento de las cuarentenas por COVID-19

Archivo - Prueba sobre el coronavirus en Jerusalén por parte de las autoridades de Israel
Archivo - Prueba sobre el coronavirus en Jerusalén por parte de las autoridades de Israel - Nir Alon/ZUMA Wire/dpa - Archivo

Los que se nieguen tendrán que permanecer en hoteles gestionados por el Gobierno

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Israel ha dado este miércoles su aprobación definitiva a un proyecto de ley que contempla que todos los que entren en el país deberán cumplir cuarentena en su vivienda con un dispositivo electrónico para garantizar que permanecen aislados, como un método para intentar contener la pandemia de coronavirus.

La votación, que se ha saldado con cuatro votos a favor y uno en contra, ha llegado en un pleno prácticamente vacío. La parlamentaria de Azul y Blanco Miki Haimovich, que ha votado en contra, ha resaltado que el proyecto "no cumple los estándares de un país democrático y libre".

El proyecto, aprobado la semana pasada por el comité parlamentario sobre Constitución, Ley y Justicia, contempla que el dispositivo sea llevado en la muñeca o el tobillo para ubicar a su usuario a través de Bluetooth y GPS, según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

Asimismo, recoge que aquellos que se nieguen a llevar el dispositivo o no puedan aislarse en su vivienda tendrán que permanecer en alguno de los hoteles que gestiona el Gobierno para las cuarentenas como medida alternativa.

Sin embargo, aquellos viajeros que porten documentación que demuestre que han sido vacunados con las dos dosis o que se hayan recuperado del coronavirus podrán evitar la cuarentena, siempre y cuando se hagan pruebas antes y después de su viaje y ambas den negativo.

Por otra parte, el Tribunal Supremo ha fallado durante la jornada que las restricciones de entrada de ciudadanos al país son inconstitucionales y ha ordenado que lleguen a su fin este sábado, seis días antes de las elecciones y tras cerca de dos meses en vigor.

En este sentido, ha señalado que el límite de 3.000 entradas al día en el país viola los derechos civiles, tras el cierre casi total de las fronteras el 25 de enero a causa de un drástico aumento de los contagios por COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

"Las restricciones se fijaron si que el Gobierno tuviera datos sobre el número de ciudadanos en el extranjero que querían volver al país y sin explicación de por qué la cifra fue fijada en 3.000", ha dicho, antes de criticar que "dé la impresión" de que las autoridades "prefirieron imponer un régimen de cuotas más simple de aplicar".

El Ministerio de Sanidad israelí ha cifrado este mismo miércoles en 823.314 el total de casos de coronavirus, con 1.427 durante las últimas 24 horas. Por otra parte, 6.051 personas han muerto, mientras que en estos momentos hay 25.941 casos activos en el país.

Contador