Publicado 05/04/2020 9:36:44 +02:00CET

Coronavirus.- Israel rebasa los 8.000 casos de coronavirus mientras teme un nuevo foco en la cerrada comunidad haredí

Coronavirus.- Israel rebasa los 8.000 casos de coronavirus mientras teme un nuev
Coronavirus.- Israel rebasa los 8.000 casos de coronavirus mientras teme un nuev - Ziv Koren

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno israelí ha confirmado este domingo que el número de contagios por coronavirus en el país ha rebasado los 8.000 y que los muertos se cifran en 46, en medio de la preocupación sobre cómo aproximarse a la comunidad haredí, tradicionalmente apartada del resto de la sociedad, tras constatar un aumento de los contagios en las poblaciones ultraortodoxas.

En su balance, el Ministerio de Salud ha confirmado que el número de casos ha aumentado en 127 durante las últimas horas y que un total de 127 personas se encuentran en estado grave.

La alarma entre la comunidad ultraortodoxa se desató este viernes, cuando las autoridades israelíes decidieron evacuar 4.500 ancianos de la localidad de Bnei Brak tras constatar una explosión de contagios en esta ciudad de la periferia sur de Tel Aviv, donde la mayoría de la población obedece a esta corriente del judaísmo.

"La comunidad", indica el diario 'Yedioth Aharonoth' en una columna de opinión, "es el principio básico de la vida haredi. No es una actividad extracurricular: es el núcleo de su existencia". Es por ello que el Gobierno israelí está persiguiendo iniciativas para convencer a esta población de la necesidad de mantener el distanciamiento social que requiere la contención del virus.

Entre estas medidas se contempla la creación de un sistema especial de alertas porque la mayoría de los ultraortodoxos no reciben alarmas por su teléfono móvil, como sí lo hace el resto de la población israelí, y rara vez está a la última en lo que a la evolución de la crisis se refiere.

Asimismo, el Gobierno también debe tener en cuenta los preparativos de la Pascua judía, uno de los mayores eventos festivos del país. "La situación a la que nos enfrentamos ahora", escribe el periodista ultraortodoxo Yerach Toker, "combina el momento más abarrotado del año, con una población comunitaria, con una ausencia total de alertas sobre la situación, y la realidad es que para explicárselo esta comunidad hace falta un tiempo que no tenemos".

"Si no comprendes a este sector, y no trabajas a la velocidad necesaria, los resultados pueden ser desastrosos", ha concluido.