Publicado 31/01/2021 03:09CET

Coronavirus.- Israel sopesa extender el confinamiento pese a haber vacunado a casi tres millones de personas

25 January 2021, Israel, Lod: Last minute travelers undergo COVID-19 tests at Tel Aviv's Ben Gurion International Airport just hours ahead of a near total air travel ban taking effect at midnight 25 January 2021, proposed and approved by the Israeli cabin
25 January 2021, Israel, Lod: Last minute travelers undergo COVID-19 tests at Tel Aviv's Ben Gurion International Airport just hours ahead of a near total air travel ban taking effect at midnight 25 January 2021, proposed and approved by the Israeli cabin - Nir Alon/ZUMA Wire/dpa

TEL AVIV, 31 Ene. (DPA/EP) -

Alrededor de tres millones de personas han recibido en Israel su primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, lo que supone casi un tercio de la población, y, pese a ello, el Gobierno se plantea extender el confinamiento que termina este lunes.

Además, 1,7 millones de israelíes ya han recibido ambas dosis de la vacuna, según ha anunciado el Ministerio de Salud de este país de nueve millones de habitantes.

El número de infecciones en el país Mediterráneo no obstante se ha mantenido alto con 6.435 nuevos casos registrados en las últimas 24 horas, con cifras especialmente elevadas en los judios ultraortodoxos y los árabes.

Desde hace tres semanas, rige un confinamiento en el país, pero se han producido varios incidentes que demuestran que este no está siendo respetado por todo el mundo por igual.

El confinamiento podría terminar este lunes debido a las disputas entre el Likud, partido de centro derecha del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el partido de la Alianza Azul y Blanca, de centro izquierda y encabezado por el ministro de Defensa, Benny Gantz.

Gantz pide mayores sanciones para quienes violen las reglas como condición para aprobar una extensión del confinamiento, como requiere entre otros el Ministerio de Salud del país.

Entre las medidas que vencen este domingo se encuentra el cierre de fronteras y el Aeropuerto Internacional de Ben Gurion.

La coalición entre Netanyahu y Gantz, en la que también participaban otros partidos menores, colapsó ante la incapacidad de aprobar unos presupuestos por lo que habrá nuevas elecciones el 23 de marzo.