Publicado 29/04/2020 14:46:24 +02:00CET

Coronavirus.- Kenia impone el confinamiento de los campos de refugiados de Dadaab y Kakuma

Coronavirus.- Kenia impone el confinamiento de los campos de refugiados de Dadaa
Coronavirus.- Kenia impone el confinamiento de los campos de refugiados de Dadaa - ACNUR/GEORGINA GOODWIN - Archivo

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Kenia ha impuesto el confinamiento de los campos de refugiados de Dadaab y Kakuma, situados en el norte del país y que acogen principalmente a somalíes, en el marco de las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus.

"El Gobierno ha ordenado el cese de los movimientos desde y hacia los campos de refugiados de Kakuma y Dadaab a partir del miércoles 29 de abril", anunció el martes en Twitter el ministro del Interior, Fred Matiangi.

Kenia registró su primer caso de coronavirus el pasado 12 de marzo y desde entonces, según datos de la OMS, ha contabilizado 374 contagios y 14 fallecidos. De acuerdo con el diario 'Standard', hasta la fecha no ha habido ningún caso en los condados de Garissa y Turkana, donde se encuentra respectivamente ambos campos.

El de Dadaab es uno de los mayores campos de refugiados del mundo, con unos 200.000 habitantes, en su inmensa mayoría somalíes. El primer campamento se construyó en 1991 y en la actualidad el complejo está compuesto por tres --Hagadera, Dagahaley e Ifo--.

El Gobierno de Kenia ha anunciado varias veces su intención de cerrar Dadaab, pero por el momento el cierre no se ha materializado y siguen llegando refugiados somalíes, pese a que otros han regresado a su país en el marco del programa de retorno voluntario gestionado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

En cuanto al campo de Kakuma, se encuentra en el condado de Turkana y alberga igualmente a unos 200.000 refugiados, entre los que hay unos 100.000 sursudaness y más de 50.000 somalíes, según el diario keniano.

Desde la organización humanitaria CARE ya han expresado su preocupación por la decisión del Gobierno keniano, habida cuenta de que en Dadaab solo hay un centro de salud. "Un brote de Covid-19 sería un desastre", ha advertido la directora en Kenia de la ONG, Philippa Crosland-Taylor, que ha precisado que solo habría unas 110 camas para tratar a eventuales pacientes.