Publicado 06/04/2021 18:50CET

Coronavirus.- Kurz sugiere que Austria autorizará la vacuna rusa si la UE no da el paso

06 April 2021, Austria, Vienna: Austrian Chancellor Sebastian Kurz speaks during a press conference after a video conference of the federal government with experts and provincial governors. Photo: Georg Hochmuth/APA/dpa
06 April 2021, Austria, Vienna: Austrian Chancellor Sebastian Kurz speaks during a press conference after a video conference of the federal government with experts and provincial governors. Photo: Georg Hochmuth/APA/dpa - Georg Hochmuth/APA/dpa

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, ha reconocido que la aprobación nacional de la vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19 es una posibilidad si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) no da el paso a corto plazo, lo que implicaría iniciar un camino que ya han emprendido otros países de la UE como Hungría o República Checa.

Kurz cree la EMA debería dar una "aprobación rápida" a Sputnik V, tal como ha hecho con otras vacunas desarrolladas por farmacéuticas estadounidenses y europeas. "Si eso no ocurre en el futuro cercano, la pregunta pasa al ámbito nacional y creo que tendría sentido para nosotros dar el paso", ha añadido ante los medios, según la agencia Bloomberg.

El canciller, que ha criticado abiertamente el reparto de dosis organizado por la Comisión Europea, ha señalado que su Gobierno ya tiene prácticamente cerrado un contrato para que Austria reciba un millón de vacunas rusas, si bien ha llamado a "distinguir entre compra y aprobación".

El Gobierno central de Austria negociará con las autoridades provinciales y locales la progresiva reapertura de las actividades con vistas ya a mayo, si bien en varias regiones, incluida Viena, persiste la preocupación por la intensa presión hospitalaria.

Kurz ha reconocido que la situación sigue siendo "tensa", en la medida en que la tasa de incidencia a siete días ronda los 235 casos por cada 100.000 habitantes a nivel nacional, informa la agencia DPA. El canciller confía en que la campaña de vacunación sirva al menos para contener el elevado numero de ingresos.

Contador