Publicado 01/12/2020 06:21CET

Coronavirus.- Lam culpa a la población de Hong Kong de la cuarta ola de coronavirus que sufre la ciudad

La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam
La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam - LUI SIU WAI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

China suma doce casos más, ocho de ellos procedentes del extranjero

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La jefa de Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, ha anunciado este martes que a partir del miércoles se impondrán nuevas restricciones dentro de los espacios públicos en un intento por frenar el avance de la cuarta ola de coronavirus, que en el último día ha dejado otros 76 casos más, y ha señalado que si la población hubiera respetado las protocolos no se hubiera dado el último brote, que afecta ya a 500 personas.

Lam ha rechazado las críticas que en los últimos días ha estado recibiendo acerca la supuesta tardanza con la que habría encarado este nuevo brote, que durante el fin de semana pasado alcanzó cifras récord con 115 nuevos casos el sábado.

"No diría que hemos reaccionado con demasiada lentitud. Las medidas individuales se han introducido de la misma manera o incluso de manera más acelerada que la ola anterior", ha asegurado, informa el diario 'South China Morning Post'.

"Si todos los miembros de la comunidad se adhieren a las reglas de usar mascarilla, sin contacto cercano, sin reuniones sociales y se quedan en casa en la medida de lo posible, no hubiéramos visto este brote de más de 500 casos y los que están por venir", ha dicho.

Lam ha hecho referencia de esta manera al reciente brote que surgió en varias academias de baile de la ciudad, que con 40 casos más este martes, son ya 519 los contagios que proceden de estos espacios.

Entre las nuevas medidas decretadas por las autoridades de Hong Kong, está la obligatoriedad del teletrabajo siempre que sea posible para los más de 177.700 funcionarios de la ciudad, así como el cierre de espacios públicos de entretenimiento y ocio, como salas recreativas, parques temáticos, salones de karaoke, y piscinas.

Los gimnasios, instalaciones deportivas y salones de belleza permanecerán abiertos, pero con restricciones de aforo y tiempo adicionales, mientras que los restaurantes deberán de dejar de servir a las 22:00 y sólo permitirán dos clientes por mesa.

En total, Hong Kong ha registrado ya 6.314 casos, de los cuales 5.344 corresponden a pacientes que han logrado superar la enfermedad, y 109 muertes, tras semanas sin variaciones en el número de fallecidos.

SEGUNDO DÍA CON CASOS DE TRANSMISIÓN LOCAL EN MONGOLIA INTERIOR

En paralelo, el Ministerio de Salud de China ha informado este martes de que se ha registrado una docena más de casos de coronavirus, ocho de ellos procedentes del extranjero, mientras que los cuatro contagios de transmisión comunitaria han sido localizados por segundo día consecutivo en la región autónoma de Mongolia Interior.

La cifra de casos de COVID-19 importados ha ascendido a 3.866 en el país, mientras que el total de positivos a nivel nacional es de 86.542 y la de fallecidos se mantiene en 4.634.

De los últimos ocho contagios importados, Shanghái, así como las provincias de Sichuan y Fujian, han registrados dos de ellos, respectivamente. En Pekín, y en la provincia de Shaanxi, se ha detectado un caso más.

Por otra parte, la cartera de Salud ha informado de que doce personas han recibido el alta médica en las últimas 24 horas, aunque 277 pacientes continúan ingresados, ocho de ellos en estado grave. El número de recuperados es de 81.631.

Por último, 305 personas que habían mantenido contacto directo con personas contagiadas han concluido en estas últimas 24 horas su estancia en instalaciones médicas, aunque todavía hay 7.147 bajo observación.