Publicado 11/03/2021 17:37CET

Coronavirus.- Malasia planea sanciones de hasta seis años de cárcel por difundir noticias falsas sobre la pandemia

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno Malasia planea a comenzar a partir de este viernes a castigar con hasta seis años de cárcel y multas de 500.000 ringgit (100.000 euros) a quienes difundan información falsa sobre la pandemia y el coronavirus.

Según recoge la Gaceta Oficial del Gobierno, las sanciones se aplicarán a cualquier persona, incluso fuera de Malasia, que financie, publique, o reproduzca información "total o parcialmente falsa" sobre la pandemia, que pueda ser susceptible de considerarse "probable", o bien "cause temor o alarma en el público".

La nueva norma ha sido redactada bajo un decreto de emergencia por lo que no podría ser impugnada en el Parlamento, el cual también ha quedado suspendido por el momento.

El Tribunal Superior malasio ha rechazado esta semana una demanda de la posición para revertir esta situación al considerar que el mecanismo estaba siendo utilizado por el Gobierno para llevar a cabo detenciones e imponer multas indiscriminadas bajo el pretexto de la pandemia.

La medida no sólo ha sido criticada por los grupos de la oposición, sino también desde algunos sectores del propio Gobierno. Es el caso del ministro de Economía, Guan Eng, quien ha sido interrogado por la autoridades tras criticar el estado de emergencia, que permanecerá vigente hasta el mes de agosto.

Malasia declaró el estado de emergencia en enero, un día después de que fuera decretado el segundo confinamiento, cuando el país experimentó la subida más alta de casos diarios per capita del continente, según informa la agencia DPA.

Aunque algunas de las nuevas restricciones han sido flexibilizadas, decenas de miles de personas han sido arrestadas desde el año pasado, cuando se impuso el primer confinamiento, por incumplir supuestamente las normas decretadas para frenar la pandemia, que en algunos casos han supuesto multas económica de hasta 10.000 ringgit (2.000 euros).

Malasia, con cerca de 319.400 casos acumulados y unos 1.200 fallecidos, mantiene sus fronteras cerradas desde el 18 de marzo de 2020.