Publicado 02/11/2021 12:28CET

Coronavirus.- La ministra de Cultura de Estonia dimite entre críticas por no estar vacunada contra la COVID-19

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Cultura de Estonia, Anneli Ott, ha anunciado este martes su dimisión, que llega en medio de desacuerdos entre ella y la coalición gobernante y por las críticas vertidas sobre ella por no estar vacunada contra la COVID-19.

En rueda de prensa, Ott ha detallado que ha decidido dejar su cargo debido a la falta de "cooperación fluida" con el Partido Reformista, el socio de gobierno del Partido del Centro, al que ella pertenece, y ha aludido a que no se ha logrado un acuerdo sobre medidas compensatorias en el campo de la cultura, golpeado por la pandemia.

"Lamentablemente, ha habido una situación en la que durante varias semanas no se ha llegado a un acuerdo sobre medidas compensatorias en el campo de la cultura, donde nuestro socio gubernamental sólo ve oportunidades para restricciones adicionales", ha justificado Ott, según ha recogido el portal de noticias Delfi. Asimismo, ha hecho hincapié en que imponer restricciones tiene que estar acompañado de medidas compensatorias de esas limitaciones.

Ott era la única ministra estonia que no estaba vacunada contra la COVID-19, pero este martes ha informado de que ya ha recibido la primera dosis, precisamente después de que el Gobierno haya impuesto la pauta completa de vacunación para asistir a eventos culturales, parte de su trabajo como ministra. No estar inmunizada contra la COVID-19 podría obstaculizar su labor.

En este sentido, ha defendido que le hubiera gustado esperar "unos meses más" para decidir si vacunarse o no contra la enfermedad, pero que, con las restricciones, se ha visto obligada a inyectarse el inmunizador. De forma paralela, ha sostenido que no es "antivacunas". "Nunca he dicho algo así", ha indicado, antes de subrayar que la vacunación "debe ser una decisión bien pesada y debe basarse en la información que les llega a través de personas debidamente educadas".

Por su parte, la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, del Partido Reformista, ha explicado que el Gobierno no ha impuesto "restricciones por separado" al sector cultural. "Hemos restringido la participación de personas no vacunadas en el entretenimiento para proteger a las personas no vacunadas y reducir la carga en nuestros hospitales", ha agregado, remarcando que la dimisión de Ott ha sido un paso en la buena dirección.

El desempeño de Ott ha recibido fuertes críticas del campo cultural en las últimas semanas y varias voces habían pedido su dimisión, aunque la ya exministra aseguró que no tenía intención de dejar su cargo.