Publicado 20/08/2020 15:44CET

Coronavirus.- Un ministro de Bolivia descarta la vuelta a las clases presenciales aunque por ello acabe en la cárcel

Coronavirus.- Un ministro de Bolivia descarta la vuelta a las clases presenciale
Coronavirus.- Un ministro de Bolivia descarta la vuelta a las clases presenciale - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

El Ministerio de Educación anuncia que recurrirá el fallo judicial que anula la clausura del año escolar por la pandemia

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, ha descartado tajantemente la posibilidad de una vuelta a las clases presenciales en el país en plena pandemia de coronavirus, aunque por esta decisión en un futuro pueda ser encarcelado, después de que la víspera la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz anulara la clausura del año escolar.

"Nosotros no vamos a volver a las clases presenciales aunque tengamos que ir a la cárcel el día de mañana", ha manifestado este jueves Murillo, según informa la agencia de noticias ABI. "No lo vamos a hacer porque eso significaría que nuestros niños se podrían contagiar, morir o llevar la enfermedad a sus casas y matar a sus abuelos, a sus padres", ha defendido.

En este sentido, ha sostenido que tanto la presidenta interina, Jeanine Áñez, como el resto de su Gabinete privilegian la vida, por lo que por ningún motivo permitirán que los niños vuelvan a clase y se expongan a la COVID-19 aunque les caiga encima "cien mil juicios".

En declaraciones a Radio Uno, el ministro ha preguntado al periodista si "mandaría a sus hijos a clases presenciales". "Yo prefiero que se quede ignorante mi hijo en la casa a que se vaya a contagiar", ha afirmado. Aunque ha reconocido que él mismo tiene que salir de casa para "dar todo de mí para ayudar al país", Murillo ha dejado claro que no va a permitir que su hijo "vaya a contagiarse para que después traiga el virus a la casa y contagie a sus abuelos".

EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN VA A RECURRIR EL FALLO

Entretanto, según ABI, el Ministerio de Educación, Deportes y Culturas ha sostenido en un comunicado que la resolución de la Sala Constitucional, presidida por el vocal Israel Campero, tiene "serias contradicciones, ambigüedades y poca claridad", por lo cual ha decidido presentar en las próximas horas un "recurso de complementación, aclaración y enmienda".

En este sentido, el Ministerio ha defendido que "dado que esta resolución tiene que ser revisada por el Tribunal Constitucional Plurinacional, como dispone la Constitución y el Código Procesal Constitucional, para ser confirmada o revocada, no es definitiva ni final".

Igualmente, ha considerado que en la decisión judicial hay un "trasfondo político" porque el vocal presidente de la Sala Primera "fue designado en varios cargos por Héctor Arce Zaconeta, hombre fuerte del MAS (Movimiento Al Socialismo)", el partido del expresidente Evo Morales.

"También fue asesor constitucional de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional, dirigida por Álvaro García Linera", ha precisado el Ministerio, que también ha apuntado a vínculos con el otrora partido gobernante de otras dos personas implicadas en el proceso.

Así pues, ha defendido de que "no queda duda" de que la decisión de anular el cierre del año escolar "es una acción planificada por operadores políticos afines al MAS, que busca dañar y socavar la gestión educativa y poner en mayor riesgo la salud de los estudiantes, maestros y padres de familia".

DECISIÓN JUDICIAL

En su fallo del miércoles, la Sala Constitucional I de La Paz optó por dejar sin efecto la decisión del Gobierno de dar por terminado el año escolar y dio de plazo a Ministerio de Educación diez días para que presente una política integral que garantice el derecho a la educación.

"Lo que el tribunal ha dicho es que desde el día de hoy queda sin efecto la clausura el año escolar, porque ese acto administrativo de clausura del año escolar, que no ha sido ni por decreto ni por una ley, estaría lesionando y limitando el derecho a la educación de los estudiantes", explicó tras conocerse el fallo la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, para quien el Gobierno violó el derecho a la educación de los niños bolivianos con su decisión.

La Defensoría se había presentado como tercera parte en el recurso presentado por dos ciudadanos contra los ministros de la Presidencia, Yerko Núñez, y de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, por la decisión adoptada a finales de julio de dar por terminado el año escolar.

En este sentido, según informa Erbol, Cruz ha dejado claro que los demandantes no buscan una vuelta presencial a las aulas sino que se busquen alternativas para poder continuar con la enseñanza, como la radio o la televisión.