Publicado 22/07/2020 22:51CET

Coronavirus.- MSF alerta de un posible "mayor deterioro" del sistema sanitario en Idlib a causa del coronavirus

Coronavirus.- MSF alerta de un posible "mayor deterioro" del sistema sanitario e
Coronavirus.- MSF alerta de un posible "mayor deterioro" del sistema sanitario e - Anas Alkharboutli/dpa - Archivo

Dice que la mitad de los contagiados son trabajadores médicos y resalta que dos hospitales han sido cerrados

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado este miércoles de un posible "mayor deterioro" del sistema sanitario en la provincia siria de Idlib, en manos de los rebeldes, a causa de la pandemia de coronavirus, que ha dejado hasta la fecha 19 casos en la zona, la mitad de ellos trabajadores sanitarios.

El primer caso fue confirmado el 9 de julio y la propagación del virus ha provocado el cierre de dos de los escasos hospitales que continúan operativos en la zona a causa de la guerra que estalló en 2011 en el país árabe.

"Es preocupante que los primeros casos confirmados de COVID-19 provengan de la comunidad médica, y aún más en un lugar como el noroeste de Siria", ha dicho Cristian Reynders, coordinador de proyectos de MSF en el noroeste de Siria.

"Aunque sólo sean unos pocos médicos los que temporalmente no pueden trabajar y tienen que aislarse, esto puede marcar la diferencia cuando hablamos de acceso general a la salud", ha argumentado, según un comunicado publicado por la ONG.

Así, Reynders ha sostenido que "antes del brote, el personal sanitario ya era muy escaso" debido a que "muchos médicos han huido de la guerra y los hospitales a menudo tienen que 'compartir' personal médico para permanecer abiertos y funcionar".

Además del cierre de dos de los hospitales, los servicios se han reducido en otras instalaciones sanitarias en Idlib a raíz de la petición de las autoridades locales para que suspendieran temporalmente sus consultas ambulatorias y los servicios de cirugía no esenciales.

"Desde el comienzo de la pandemia, algunos servicios ambulatorios han estado cerrados durante semanas en respuesta a alertas o temores reales de COVID-19", ha explicado Reynders.

"Por supuesto, es importante tomar medidas de precaución, pero esta región no tiene capacidad médica adicional para asumir la carga de tales medidas, y es esencial tomar nota del gran impacto que tienen en la provisión regular de la asistencia sanitaria en el noroeste de Siria", ha añadido.

En este sentido, ha reiterado que "es extremadamente preocupante que los servicios esenciales se hayan cerrado o reducido temporalmente y que los recursos humanos escaseen aún más que incluso antes de la pandemia".

MSF ha hecho además hincapié en que, debido a que los médicos trabajaban en centros de distintas localidades, el virus podría haberse propagado en la provincia, si bien los médicos han recalcado que están realizando pruebas y rastreo de contactos para intentar aislar el virus en Idlib, donde hay cerca de 2,7 millones de desplazados.

"En noroeste Siria, la escasa capacidad de hacer pruebas es un problema real", ha manifestado Reynders, quien ha resaltado que "hay muy pocas disponibles y las pruebas de detección rápida se están agotando rápidamente, tras estos casos confirmados".

"Si se agotan, podría darse una rápida propagación en los campos de desplazados imposible de rastrear y detener. Esta perspectiva podría acarrear consecuencias alarmantes para los más vulnerables, los ancianos y las personas con enfermedades no transmisibles: con el fin de protegerlos contra el virus, ellos deben ser la prioridad en la distribución de kits de higiene y en otras medidas de prevención", ha advertido.