Publicado 29/04/2021 23:27CET

Coronavirus.- Nepal insiste en que los infractores de las normas contra la COVID-19 pueden acabar en el cárcel

Archivo - FILED - 23 April 2020, Nepal, Kathmandu: A police officer keeps a safe distance as he detains a man violating the lockdown regulations aiming to curb the spread of the coronavirus (COVID-19). Photo: Prabin Ranabhat/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa
Archivo - FILED - 23 April 2020, Nepal, Kathmandu: A police officer keeps a safe distance as he detains a man violating the lockdown regulations aiming to curb the spread of the coronavirus (COVID-19). Photo: Prabin Ranabhat/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa - Prabin Ranabhat/SOPA Images via / DPA - Archivo

KATHMANDU, 29 Abr. (DPAEP) -

Las autoridades nepalíes han endurecido este jueves las medidas contra el coronavirus, después del último repunte de nuevos casos y han insistido en que los infractores pueden enfrentarse a penas de hasta un mes de prisión si no utilizan mascarilla o violan las restricciones de movimiento.

En la capital, Katmandú, se ha establecido este jueves un nuevo confinamiento de una semana, que podría prolongarse aún más según vaya avanzando la situación epidemiológica, han informado las autoridades de la ciudad.

Las nuevas restricciones contemplan el cierre de todos los establecimientos y los puestos de trabajo considerados no esenciales, además de restringir la libertad de movimientos en otros tres distritos del valle de Katmandú --Katmandú, Lalitpur y Bhaktapur--, ha detallado el portavoz de la Policía de Nepal, Basanta Bahadur Kunwar.

Al menos una quincena de distritos de la capital ya han echado el cierre debido al avance de la pandemia, mientras que las autoridades de las regiones fronterizas con India están restringiendo al máximo los cruces no esenciales entre ambos países.

Kunwar ha recordado a la población que aquellos que incumplan las restricciones, entre ellas llevar mascarilla en espacios públicos, se pueden enfrentar a penas que van desde las 500 rupias (unos tres euros) hasta llegar al mes de prisión.

Hasta el momento, las autoridades sanitarias de Nepal han informado de 312.700 casos acumulados aproximadamente, de los que unos 30.200 permanecen activos, algunos de ellos localizados en el campamento base en el que cientos de escaladores esperan para subir el Everest. La cifra de fallecidos supera por poco los 3.200.

Contador