Publicado 30/11/2021 16:01

Coronavirus.- Noruega recomienda a la población volver a usar mascarilla ante la variante ómicron del coronavirus

Archivo - 14 October 2021, Norway, Oslo: New Norwegian Prime Minister Jonas Gahr Store (L) speaks during a press conference during his first day at the Prime Minister office. Former Prime Minister Erna Solberg has submitted her government's resignation fo
Archivo - 14 October 2021, Norway, Oslo: New Norwegian Prime Minister Jonas Gahr Store (L) speaks during a press conference during his first day at the Prime Minister office. Former Prime Minister Erna Solberg has submitted her government's resignation fo - Hakon Mosvold Larsen/NTB/dpa - Archivo

El Gobierno ofrecerá a toda la población adulta noruega la tercera dosis antes de Semana Santa

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Noruega ha anunciado este martes nuevas recomendaciones en el contexto de la pandemia de COVID-19 ante la variante ómicron del SARS-CoV-2, que se suman al endurecimiento de las restricciones enfocadas sobre la cuarentena puestas en marcha el lunes.

El primer ministro noruego, Jonas Gahr Store, ha recomendado el uso de mascarillas en transporte público, taxis, tiendas y centros comerciales donde no sea posible mantener la distancia de seguridad, además de cuando los ciudadanos acudan al médico. Además, Store ha recomendado a los municipios afectados por contagios crecientes que fomenten el teletrabajo.

En este contexto, Store ha admitido que la vacunación es "la medida más importante" que puede plantearse actualmente y ha asegurado que las autoridades ofrecerán a todos los adultos noruegos la dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 antes de Semana Santa, según recoge el diario 'VG'. De acuerdo con los datos de Store, 350.000 noruegos mayores de 16 años aún no se han vacunado.

Por otro lado, el 'premier' noruego ha avanzado la posibilidad de que el Ejecutivo imponga restricciones en la frontera del país. El lunes, el Gobeirno extendió el período de aislamiento para aquellos que puedan estar infectados con la ómicron a siete días, en lugar de los cinco actuales.

Los contactos estrechos de los posibles infectados deberán guardar una cuarentena de diez días y someterse a una prueba diagnóstica obligatoriamente, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, que no existía requisito de aislamiento para los vacunados o recuperados en el último año. Todas las restricciones se levantarán si se confirma que la infección no se debe a la variante.

"Mi mensaje principal es que la pandemia no ha terminado, ha entrado en una nueva fase", ha resumido Store durante su comparecencia de este martes.

"Las bajas tasas de infección no son un objetivo en sí mismas", ha continuado, antes de incidir en que la COVID-19 "ha llegado para quedarse". "Lo básico es proteger a los niños. La economía y el empleo también deben protegerse", ha zanjado, según ha recogido el diario 'Aftenposten'.