Publicado 04/10/2021 05:29CET

Coronavirus.- Nueva Zelanda obligará a que todos los extranjeros que entre en el país estén vacunados contra la COVID-19

Archivo - Passengers from New Zealand arrive at Sydney International Airport in Sydney, Friday, October 16, 2020. Australia’s border rules have been relaxed as the country establishes a trans-Tasman travel bubble with New Zealand. (AAP Image/Dean Lewins)
Archivo - Passengers from New Zealand arrive at Sydney International Airport in Sydney, Friday, October 16, 2020. Australia’s border rules have been relaxed as the country establishes a trans-Tasman travel bubble with New Zealand. (AAP Image/Dean Lewins) - AAPIMAGE / DPA - Archivo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno neozelandés ha anunciado que todos los ciudadanos extranjeros que lleguen a Nueva Zelanda a partir del 1 de noviembre tendrán que estar vacunados contra la COVID-19.

"Vacunarse es la medida más efectiva contra la transmisión de la COVID-19, y el riesgo de enfermedad seria o muerte", ha defendido el ministro de respuesta contra la pandemia, Chris Hipkins, en declaraciones recogidas por el medio SBS News.

Además de presentar un certificado de vacunación, los viajeros mayores de 17 años --salvo los que provengan de países exentos-- deberán realizar una cuarentena de 14 días. La necesidad de estar vacunado no se aplicará a las personas menores de 17 años.

"Para reducir aún más la posibilidad de que el virus atraviese nuestra frontera, estamos introduciendo el requisito de que los viajeros de avión de 17 años o más, que no sean ciudadanos de Nueva Zelanda, estén completamente vacunados", ha explicado.

Para el ministro, este es un "paso importante" en la estrategia de "reconoexión" del país y acompaña a la medida de la aerolínea Air New Zealand, que ha anunciado una política de 'Sin vacunación, no hay vuelo' --'No Jab, No Fly', en inglés-- para los viajeros internacionales a partir de febrero.

"Obligar la vacunación en nuestros vuelos internacionales les dará a los clientes y empleados la tranquilidad de que todos a bordo cumplen con los mismos requisitos de salud que ellos", destacó el director ejecutivo de la compañía, Greg Foran, en un comunicado.

Aproximadamente el 78 por ciento de la población objetivo de Nueva Zelanda ha recibido su primera dosis de vacuna, y el 46 por ciento está completamente vacunada, mientras que la primera ministra Jacinda Ardern sigue instando a los ciudadanos a que se inmunicen.

"La vacunación marca la diferencia, mantiene a las personas seguras. También nos da opciones", ha asegurado Ardern, quien ha añadido que sería "muy poco probable" que se hubiesen anunciado restricciones si la tasa de vacunación fuese más alta.

Contador