Publicado 24/03/2020 12:39:11 +01:00CET

Coronavirus.- Las ONG alertan de que Yemen no está preparado para afrontar la pandemia del coronavirus

Coronavirus.- Las ONG alertan de que Yemen no está preparado para afrontar la pa
Coronavirus.- Las ONG alertan de que Yemen no está preparado para afrontar la pa - PABLO TOSCO/OXFAM INTERMÓN
Una mujer en Yemen Una familia desplazada en Yemen Desplazados en Yemen

Oxfam y el Consejo Noruego para los Refugiados reclaman un alto el fuego inmediato

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cinco años de guerra civil en Yemen han pasado factura a su sistema de salud y también a su sistema de agua y saneamiento, dos elementos claves a la hora de afrontar la pandemia de coronavirus que azota a buena parte de los países del mundo y que por ahora aún no ha llegado a territorio yemení. Si lo hiciera, según alertan las ONG, el país no está preparado para afrontarlo.

"Estamos extremadamente preocupados", reconoce en un comunicado el director del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) en Yemen, Mohamed Abdi. "La posibilidad de que el coronavirus llegue a Yemen tendrá devastadoras consecuencias para un ya de por sí estresado sistema de salud y una población vulnerable", subraya.

"Cinco años de guerra han paralizado la capacidad de Yemen de responder a cualquier brote y ahora es una carrera contrarreloj el prepararse para ello", subraya Abdi.

El conflicto en Yemen, que enfrenta desde hace cinco años al Gobierno reconocido internacionalmente y apoyado por la coalición liderada por Arabia Saudí con los rebeldes huthis respaldados por Irán, ha provocado la que es a día de hoy la mayor crisis humanitaria mundial.

LA CRISIS HUMANITARIA EN CIFRAS

En la actualidad, hay 24 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria, lo que representa al 80 por ciento de la población, mientras que hay 3,6 millones de desplazados internos. Además, unos 20 millones de personas pasan hambre y 17 millones necesitan apoyo en materia de agua, saneamiento e higiene. Solo el 50 por ciento de los centros de salud está funcionando, y los que están abiertos enfrentan una grave escasez de medicamentos, equipos y personal.

El país se ha enfrentado también en los últimos años a dos graves brotes de cólera. Desde que surgió el primero en 2017, ha habido más de 2,3 millones de casos sospechosos de la enfermedad y dado que la temporada de lluvias comenzará en abril, es probable que los casos aumenten nuevamente, advierte Oxfam, que prevé que en 2020 pueda haber más de un millón de casos.

Según subraya la ONG, una persona no combatiente muere cada tres horas y media como consecuencia directa de los enfrentamientos, mientras que en estos cinco años casa hora 90 personas tienen que dejar sus hogares, se producen 50 casos de cólera y 100 personas se suman a los que pasan hambre.

Este panorama se está viendo agravado por la suspensión de los vuelos al país en el marco de las medidas para evitar la propagación del coronavirus ya que, como explica el NRC, las organizaciones humanitarias se están viendo obligadas a reducir sus actividades pero están tratando de mantener servicios esenciales como la distribución de alimentos o de dinero en efectivo.

Asimismo, es están esforzando en incrementar las actividades de prevención frente al coronavirus principalmente en materia de agua y saneamiento y de concienciación. En caso de que se produjera un brote en Yemen y hubiera un confinamiento total, el cierre de puertos y aeropuertos tendría "un impacto masivo en la situación humanitaria" dado que el país depende en gran medida de la importación de alimentos, medicinas y combustible, advierte el NRC.

"Si bien la comunidad internacional está justamente preocupada por proteger a su propia ciudadanía del coronavirus, tiene una responsabilidad con el pueblo de Yemen", reivindica el director de Oxfam en Yemen, Muhsin Siddiquey.

"Después de cinco años de muerte, enfermedad y desplazamiento y ante la creciente amenaza de la pandemia, las y los yemeníes necesitan urgentemente que todas las partes beligerantes acuerden un alto el fuego inmediato en todo el país y vuelvan a las negociaciones para lograr una paz duradera", reclama.

LLAMAMIENTO AL ALTO EL FUEGO

Un llamamiento que comparten en el NRC, tras constatar que en los dos primeros meses de 2020 han muerto tantos civiles en Saná, Al Jauf y Marib que en el primer semestre de 2019, echando por tierra la tendencia positiva de la segunda mitad del año pasado, cuando hubo 154 víctimas civiles al mes y los bombardeos aéreos se redujeron en un 71 por ciento con respecto a 2018.

"Ha llegado el momento de que las partes enfrentadas abandonen las armas y las bombas, acuerden un alto el fuego a nivel nacional, reanuden urgentemente las conversaciones de paz y pongan fin a este conflicto de una vez por todas", reclama Abdi.

Contador