Publicado 12/06/2020 11:50CET

Coronavirus.- La ONU alerta de que la tasa de mortalidad del coronavirus en Yemen ya supera el 20 por ciento

Coronavirus.- La ONU alerta de que la tasa de mortalidad del coronavirus en Yeme
Coronavirus.- La ONU alerta de que la tasa de mortalidad del coronavirus en Yeme - UNICEF/MOOHIALDIN FUAD

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cinco yemeníes afectados por el coronavirus acaba sucumbiendo a la enfermedad, según las estimaciones dadas a conocer este viernes por Naciones Unidas, que avisa de que el país ya se encuentra en una "carrera contrarreloj" ante el inminente derrumbamiento de su sistema sanitario.

"Estamos alarmados por la desesperada situación que atraviesa Yemen, donde el sistema sanitario está al borde del colapso y un número incontable de personas podría morir no solo por el coronavirus, sino como resultado también de otras enfermedades como la malaria, el cólera o el dengue", ha lamentado el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville.

Cuatro de cada cinco habitantes del país, escenario de la peor catástrofe humanitaria de la actualidad, necesitan ayuda urgente y fondos de emergencia para impedir el cierre inminente de más de una treintena de los 41 programas de ayuda que respalda Naciones Unidas, que podría ocurrir "en las próximas semanas".

Los hospitales yemeníes están absolutamente desbordados por la epidemia de coronavirus, lamenta Naciones Unidas, que describe una situación caótica en los hospitales por la falta de fondos y la constante amenaza de conflicto.

"Hemos recibido informaciones de que los centros médicos están enviando de vuelta a sus casas a personas que se están asfixiando y tienen fiebres altas porque simplemente no hay camas, apenas hay equipo, hay poco personal y casi ningún medicamento a su alcance", ha lamentado el portavoz.

Aunque el país ha confirmado oficialmente un total de 591 fallecidos por coronavirus, los responsables de Naciones Unidas están convencidos de que ese balance "queda muy por detrás de la cifra real", en especial en el norte del país, bajo control de la insurgencia huthi. "La tasa general de mortalidad es del 20 por ciento", ha avisado el portavoz, casi cuatro veces más que la tasa aproximada mundial (5,8 por ciento).

Asimismo, Colville denuncia que los hospitales yemeníes "carecen del equipo más básico para hacer frente al coronavirus", y que los trabajadores sanitarios están trabajando sin protección alguna y sin cobrar sus salarios.

Por todo ello, la oficina que dirige Michelle Bachelet pide un alto el fuego inmediato en el conflicto que desde hace más de cinco años enfrenta al Gobierno yemení y a los insurgentes para proteger a la población, y que permitan la entrada de ayuda humanitaria sin restricciones al país.