Publicado 29/05/2020 07:01CET

Coronavirus.- La ONU pide 2.400 millones para responder al coronavirus en Yemen: "Nos estamos quedando sin tiempo"

Un hombre trabaja en un camión que facilita agua limpia en Saná.
Un hombre trabaja en un camión que facilita agua limpia en Saná. - UNICEF/MOOHIALDIN FUAD

Celebrará una conferencia de donantes el próximo martes

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Las agencias de Naciones Unidas que representan a la comunidad humanitaria internacional han pedido este jueves 2.410 millones de dólares (más de 2.170 millones de euros) para apoyar la respuesta al coronavirus en Yemen, y han avisado de que se están quedando "sin tiempo".

Mediante un comunicado, estos organismos han precisado que los fondos son necesarios, además de para combatir a la COVID-19 en Yemen, para apoyar a diez millones de personas afectadas por la peor crisis humanitaria del mundo. "Nos estamos quedando sin tiempo" para mantener las operaciones desplegadas hasta fin de año en el país, devastado por la guerra, han señalado.

Así, el próximo martes se llevará a cabo una conferencia virtual donde los organismos esperan conseguir financiación. Según han destacado, los fondos proporcionados por donantes estos últimos años han evitado una hambruna generalizada y revertido el brote de cólera más grande de la historia.

También han ayudado a las familias desplazadas por el conflicto yemení, que enfrenta al Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición militar liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán.

"Lamentablemente, no tenemos suficiente dinero para continuar este trabajo", han lamentado. De los 41 programas principales de Naciones Unidas en Yemen, más de 30 cerrarán durante las próximas semanas si no pueden asegurarse fondos adicionales. "Esto significa que muchas personas morirán", han zanjado los organismos, que ya han alertado varias veces de esta circunstancia.

Yemen registró su primer caso de la COVID-19 a principios de abril. Desde entonces, se han confirmado 260 casos y 54 muertes, según los datos proporcionados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los datos oficiales indican que los casos de la COVID-19 se han confirmado en 10 de las 22 gobernaciones del país, lo que demuestra la amplia transmisión", han indicado, al tiempo que han detallado que son necesarias más pruebas diagnósticas para establecer el alcance real de la pandemia en el país.

"Las pruebas y los reportes son limitados y es probable que la mayoría de las áreas del país ya estén afectadas, si no todas", han lamentado.

EL SISTEMA DE SALUD, LAS MUJERES Y LOS NIÑOS

Asimismo, los organismos de Naciones Unidas han puesto el foco en que el sistema de salud de Yemen, diezmado por el conflicto, sufre más por el contexto derivado del coronavirus.

De hecho, sólo la mitad de las instalaciones funcionan y muchas de ellas carecen de mascarillas, guantes y otro equipamiento básico, como oxígeno, para tratar la COVID-19. Además, el agua limpia es limitada y los trabajadores sanitarios operan sin trajes protectores. Por otra parte, la mayoría de ellos no están percibiendo ningún salario por sus servicios.

Además, el conflicto en Yemen es "particularmente devastador" para niños y mujeres. Más de 12 millones de niños y seis millones de mujeres en edad fértil necesitan algún tipo de asistencia humanitaria, mientras que más de un millón de embarazadas padecen malnutrición.

Por último, la guerra en Yemen ha forzado a los yemeníes a abandonar sus hogares, casi 100.000 este último año. En general, el conflicto ha desplazado a 3,6 millones de personas, que viven en condiciones antihigiénicas y de hacinamiento, que hacen imposible el distanciamiento físico y otras medidas que contienen el coronavirus. De nuevo, ha lamentado Naciones Unidas, los más afectados de este grupo son las mujeres y los niños.