Publicado 07/05/2020 10:30:50 +02:00CET

Coronavirus.- La ONU triplica su petición de fondos para ayudar a países pobres frente al coronavirus

Coronavirus.- La ONU triplica su petición de fondos para ayudar a países pobres
Coronavirus.- La ONU triplica su petición de fondos para ayudar a países pobres - Hasnain Ali/IMAGESLIVE via ZUMA / DPA

La organización advierte de que, si la comunidad internacional no actúa ahora, sería "más doloroso y mucho más caro" a medio plazo

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La ONU ha solicitado 6.700 millones de dólares (unos 6.200 millones de euros) para contribuir a la lucha contra el coronavirus en los países en desarrollo, un drástico incremento sobre los 2.000 millones que requirió en marzo, en las primeras fases de una pandemia que por ahora suma más de 3,7 millones de casos a nivel global.

Naciones Unidas, que ha recaudado hasta la fecha 1.000 millones de dólares, prevé que el pico sanitario en los países más pobres se alcance dentro de entre tres y seis meses, aunque ha advertido de que ya son visibles efectos colaterales como la reducción de ingresos, la destrucción de empleo, el recorte de suministros, el aumento de precios o la interrupción de programas de vacunación.

El plan de la ONU aspira a llegar a unos 60 países de todo el mundo que, en palabras del secretario adjunto para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, sufrirán "los efectos más devastadores y desestabilizadores" por la pandemia, habida cuenta de que se trata de escenarios que ya arrastran graves carencias, desde médicas hasta económicas.

"Si no actuamos ya, deberíamos prepararnos para un aumento significativo de los conflictos, el hambre y la pobreza", ha señalado Lowcock, al advertir de unos efectos de alcance incierto y que podrían extenderse durante "muchos años". La inacción, ha insistido, será "más dolorosa y mucho más cara" a largo plazo.

En este sentido, ha afirmado que se trata no solo de una cuestión de "solidaridad", sino también de asumir que la atención temprana es lo más beneficioso para todas las partes. "Se necesitan medidas extraordinarias", ha subrayado en un comunicado.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha asegurado que, aunque la cantidad de casos detectados en los países identificados como frágiles en este estudio puedan parecer "pequeña", se trata de contextos con una "débil" capacidad de vigilancia, laboratorios, y atención sanitaria.

Por tanto, Tedros ve "probable" que haya focos de transmisión que estén pasando por alto, al tiempo que teme que las medidas adoptadas para contener el virus, entre ellas el confinamiento, acarreen "un gran impacto en servicios médicos esenciales".

NECESIDADES ENORMES PERO NO INABARCABLES

Por su parte, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, ha reconocido que "las necesidades son enormes", pero "no son inabarcables". "Solo una acción colectiva para contener la amenaza del coronavirus puede salvar vidas. Una respuesta a tiempo, generosa y flexible es clave", ha agregado.

El plan humanitario cuenta con la participación de las agencias de Naciones Unidas y también de las ONG, que están "en primera línea de esta crisis", según la presidenta de Oxfam Estados Unidos, Abby Maxman, que ha participado en este nuevo llamamiento internacional.

"Para hacer que nuestra respuesta sea más eficaz, necesitamos garantizar que nuestros compañeros y socios tengan acceso seguro a las comunidades más vulnerables y ver una entrega rápida de fondos flexibles", ha dicho, asumiendo la necesidad de adaptar el destino de este dinero a la progresiva evolución de la pandemia.

FALTAN FONDOS

El dinero recaudado hasta el momento ha permitido formar a 1,7 millones de trabajadores sanitarios de todo el mundo, instalar puntos de lavado de manos en lugares vulnerables, distribuir equipos básicos y crear nuevos nudos de transporte para garantizar el reparto de ayuda por aire, entre otras iniciativas.

Sin embargo, se ha recaudado menos de la mitad del dinero que reclamó en marzo la ONU para hacer frente a la pandemia, lo que evidencia que esta crisis también adolece de la misma falta de financiación que otros programas coordinados desde la organización internacional. En términos generales, la ONU recauda apenas el 13 por ciento de lo requerido para sus distintos programas.

Los expertos coinciden en que muchas de las crisis requerirán aún más ayuda internacional por los daños colaterales derivado de la emergencia sanitaria, de la que por ahora solo se pueden hacer pronósticos. Tras la crisis de 2008, las necesidades humanitarias aumentaron un 54 por ciento.

La ONU ya estima que la cifra total de personas con inseguridad alimentaria aguda pasará de las 135 millones en 2019 a unos 265 millones en 2020 por la pandemia de COVID-19.

Contador