Publicado 10/12/2020 13:27CET

Coronavirus.- La oposición de Sri Lanka pide que se levante la prohibición de enterrar a víctimas de COVID-19

12 October 2020, Sri Lanka, Colombo: Sri Lankan health officials take swabs from people for coronavirus (COVID-19) tests at Fort railway station. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa
12 October 2020, Sri Lanka, Colombo: Sri Lankan health officials take swabs from people for coronavirus (COVID-19) tests at Fort railway station. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Pradeep Dambarage/ZUMA Wire/dpa - Archivo

COLOMBIA, 10 Dic. (DPA/EP) -

La oposición ha pedido este jueves al Gobierno de Sri Lanka que ponga fin a la prohibición de enterrar a las víctimas de COVID-19, en vigor desde abril pasado, ante la creciente resistencia entre la comunidad musulmana del país.

El Gobierno prohibió los entierros bajo el argumento de que el coronavirus podría propagarse contaminando el agua subterránea, por lo que todas las víctimas son incineradas.

Desde la oposición han defendido que el Ejecutivo debería replantearse su política ya que está afectando de forma negativa a la comunidad musulmana en particular, ya que la cremación va en contra de su religión.

"Los musulmanes han iniciado un programa de resistencia cívica. Esto tendrá consecuencias de largo alcance", ha prevenido el líder del Consejo Musulmán de Sri Lanka, Rauf Hakeem, ante el Parlamento. "Pedimos al Gobierno que levante la política draconiana que no tiene ninguna base científica", ha añadido.

Hasta ahora, 144 personas han muerto por complicaciones relacionadas con la COVID-19 en el país, 80 de ellas musulmanes. Los cuerpos de 20 musulmanes que fallecieron han sido abandonados por sus familias en las morgues, por lo que el Gobierno está haciendo preparativos para cremarlos. El resto de las víctimas ya han sido incineradas.

El Gobierno ceilandés ha venido recibiendo presiones de los monjes budistas para que se mantenga la prohibición. El país viene registrando un creciente sentimiento antimusulmán a raíz de los atentados del Domingo de Pascua de 2019, reivindicados por Estado Islámico. La comunidad musulmana representa el 10 por ciento de los 21,4 millones de habitantes del país, de mayoría cingalesa-budista.