Publicado 17/02/2021 16:58CET

Coronavirus.- Orban pide a la UE no diferenciar entre vacunas "orientales y occidentales"

Coronavirus.- Orban pide a la UE no diferenciar entre vacunas "orientales y occidentales"
Coronavirus.- Orban pide a la UE no diferenciar entre vacunas "orientales y occidentales" - Jaroslav Nov·k/TASR/dpa

BRUSELAS, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, ha defendido este miércoles que la campaña de vacunación se debe sacar del juego político y geoestratégico y ha reclamado que la UE no diferencie entre vacunas "orientales y occidentales".

Así se ha expresado el mandatario húngaro en una rueda de prensa desde Cracovia junto a los líderes del Grupo de Visegrado --Eslovaquia, República Checa y Polonia -- y al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, con motivo del 30 aniversario de la alianza de países excomunistas.

Orban ha insistido en que la prioridad es acelerar el ritmo de vacunación y "salvar vidas", por ello ha pedido evitar "juegos políticos". "La rapidez es ahora más importante que el precio. La vacunación debe estar libre de politización, hay que enfocarse en que las vacunas den protección y no diferenciar entre vacunas orientales y occidentales", ha señalado en referencia a la vacuna rusa, 'Sputnik V'.

En el mismo acto, el primer ministro eslovaco, Igor Matovic, ha respaldado las palabras de Orban, al asegurar que la protección de la vida "no debe seguir lógicas geoestratégicas". "El virus no conoce diferencias entre occidente u oriente", ha refrendado.

Actualmente, Hungría es el único estado miembro de la UE que suministra la inyección rusa y se ha mostrado favorable a que se use en el territorio de la Unión, pese a que no ha sido aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y tampoco se incluye en elenco de contratos farmacéuticos de la Comisión Europea.

El presidente del Consejo Europeo ha rehuído contestar a Orban y se ha centrado en recalcar la importancia de aumentar el ritmo de vacunación dentro de la Unión. "Es la prioridad, hay que trabajar sin descanso para garantizar que lo que las dosis que hemos contratado se distribuyan", ha dicho.

En este sentido, Michel ha subrayado el papel de los estados miembros para coordinarse mejor para gestionar exitosamente la campaña de vacunación y responder ante el escenario que plantean las nuevas variantes del virus, un tema que los líderes de los Veintisiete podrán discutir en una videoconferencia la próxima semana.

"Compartimos la preocupación de los países de Visegrado, tenemos que arremangarnos y seguir con el trabajo", ha recalcado el político belga.

FORZAR A LAS FARMACÉUTICAS

Los países del grupo de Visegrado, conocido por sus posiciones críticas dentro de la UE hacia la migración y su resistencia a planes troncales para Bruselas como la transición verde, han cargado igualmente contra el papel de las farmacéuticas, llegando a pedir que Bruselas se ponga firme ante el incumplimiento de los contratos.

En esta línea, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha reclamado que la Comisión use su fortaleza para "presionar y forzar a las farmacéuticas". "Fuimos los primeros que firmamos los contratos y debemos recibir más vacunas lo antes posible. Ahora en febrero y marzo, no en septiembre y octubre. Necesitamos las dosis ahora para superar la pandemia", ha argumentado.

Con respecto a la gestión de fronteras, el primer ministro checo, Andrej Babis, ha evitado criticar las restricciones impuestas por Hungría pero sí ha puesto el foco en la situación entre Alemania y Austria, después de que las autoridades germanas pidan test de coronavirus a los transportistas. A juicio de Babis, esta situación "viola los principios del mercado único" y ha afeado que esto no sucedió ni siquiera en la primera oleada cuando el virus se extendió por todo el continente.