Publicado 08/01/2021 15:13CET

Coronavirus.- El Parlamento otorga al Gobierno sueco la potestad de endurecer las restricciones ante el aumento de casos

11 March 2020, Sweden, Stockholm: Swedish Prime minister Stefan Loefven speaks during a press conference regarding the cancellation of all public events due to the spread of Coronavirus. Photo: Erik Simander/Bildbyran via ZUMA Press/dpa
11 March 2020, Sweden, Stockholm: Swedish Prime minister Stefan Loefven speaks during a press conference regarding the cancellation of all public events due to the spread of Coronavirus. Photo: Erik Simander/Bildbyran via ZUMA Press/dpa - Erik Simander/Bildbyran via ZUMA / DPA - Archivo

ESTOCOLMO, 8 Ene. (DPA/EP) -

El Parlamento sueco ha aprobado este viernes el incremento temporal de competencias del Gobierno para responder a la pandemia de coronavirus al capacitarle para limitar la asistencia a centros comerciales, líneas de transporte público, espacios culturales, parques o, llegado el caso, cerrarlos.

"Nos enfrentamos a una difícil situación que se va a prolongar durante cierto tiempo", ha declarado el primer ministro sueco, Stefan Lofven, en comentarios a la radiotelevisión pública sueca SVT. "Ello significa que la ley sobre la pandemia se va a aplicar, y vamos a hacerlo a corto plazo", ha añadido.

"Vamos a ver qué podemos hacer sobre el transporte público, pero también estamos viendo qué ocurre en los gimnasios, instalaciones deportivas, eventos y negocios que facilitan la celebración de fiestas privadas. También podría afectar a las tiendas", ha precisado el mandatario.

Lofven y su Gobierno se enfrentan a una crisis de popularidad por su comportamiento personal durante la crisis. El primer ministro fue captado por las cámaras mientras hacía compras en el centro de Estocolmo pese a las recomendaciones de las autoridades. La ministra de Economía, Magdalena Andersson, fue descubierta cuando alquilaba equipo de esquiar en unas conocidas instalaciones consideradas como un "punto caliente" de la enfermedad.

La Ministra de Sanidad, Lena Hallengren, ha aplaudido una medida excepcional que obliga al Gobierno, no obstante, a informar al Parlamento con una semana de antelación sobre cualquier medida al respecto. "Se trata de una decisión fundamentalmente destinada a limitar la transmisión", ha explicado la ministra.

Sin embargo, el proceso no ha quedado exento de críticas, sobre todo de parte de la oposición por la lentitud de las autoridades a la hora de preparar el texto. La portavoz del Partido Moderado, Camilla Waltersson Gronvall, también ha lamentado que la legislación no explica los mecanismos de compensación para los negocios obligados a cerrar.

El país, que durante los primeros meses adoptó una política aperturista en relación al virus, registra ahora 482.000 contagios y 9.262 decesos por la enfermedad; una cifra muy superior a la de sus vecinos nórdicos. El propio monarca sueco, Carlos Gustavo, ha criticado la respuesta de las autoridades a la crisis, que describió como un "fracaso".