Publicado 02/06/2020 14:07CET

Coronavirus.- La patronal nicaragüense pide cerrar los "negocios no esenciales" para frenar el coronavirus

Coronavirus.- La patronal nicaragüense pide cerrar los "negocios no esenciales"
Coronavirus.- La patronal nicaragüense pide cerrar los "negocios no esenciales" - 2020 GETTY IMAGES / GETTY IMAGES

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) de Nicaragua ha abogado por cerrar los "negocios no esenciales" y extremar las medidas de precaución para los que tengan que seguir abiertos para contener el avance del coronavirus en la nación centroamericana.

"El Consejo Superior de la Empresa Privada reitera nuevamente el llamado a las empresas y a la población en general a que todas aquellas empresas en el ámbito de negocios no esenciales que tengan condiciones para hacerlo cierren sus operaciones", ha dicho en un comunicado.

En el caso de "todas aquellas empresas que tienen que trabajar para producir o brindar los productos o servicios esenciales", les ha recomendado "el trabajo a distancia en la mayor medida posible".

Para "todas aquellas empresas que tienen que laborar de manera presencial", ha aconsejado "aplicar en la forma más estricta las medidas de prevención que han estado implementando para proteger a sus colaboradores, proveedores y clientela".

A los trabajadores por cuenta propia, la patronal nicaragüense les ha pedido "que redoblen las medidas de higiene y prevención posibles para que puedan protegerse y proteger a sus clientes".

Además, ha apelado a "toda la población en general" para que se quede en casa sin realizar "salidas innecesarias". "Y, si tenemos que salir, usemos mascarillas y apliquemos las medidas de higiene y distanciamiento social recomendadas", ha añadido.

No obstante, ha subrayado que todas estas acciones tendrán "un impacto limitado", "si el Gobierno no asume su responsabilidad sobre la salida y la vida de los nicaragüenses, adoptando las medidas de salud pública que han orientado la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En concreto, ha mencionado la suspensión de las clases presenciales, instando a los padres a "proteger a sus hijos no exponiéndolos al contagio", así como la prohibición de las aglomeraciones, protocolos de seguridad en el transporte público, generalizar los test de la COVID-19 y "proporcionar información veraz sobre el avance de la pandemia".

"Debido a la situación que enfrentamos, este es el momento en que todos debemos asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos (...) Esta es una batalla que tenemos que dar entre todos de forma unida para que tengamos posibilidades de ser efectivos en salvar vidas", ha sostenido.

La COSEP se ha sumado así al llamamiento que hicieron el lunes más de 30 asociaciones médicas de Nicaragua planteando a la población una "cuarentena voluntaria" de entre tres y cuatro semanas para frenar la propagación del coronavirus, que según afirman está ya en "fase de expansión acelerada" en la nación centroamericana.

El Gobierno de Daniel Ortega informó de que a 26 de mayo había 759 casos de coronavirus, incluidas 35 víctimas mortales. Sin embargo, organizaciones médicas y de defensa de los Derechos Humanos han cuestionado estas cifras, advirtiendo de que serían mucho mayores.