Publicado 12/02/2021 06:02CET

Coronavirus.- Pazuello asegura ante el Senado que no recibieron informes de falta de oxígeno en Manaos

15 January 2021, Brazil, Manaus: Cemetery workers in protective suits carry the coffin of a person who died of Covid-19 at Nossa Senhora Aparecida Cemetery. Photo: Lucas Silva/dpa
15 January 2021, Brazil, Manaus: Cemetery workers in protective suits carry the coffin of a person who died of Covid-19 at Nossa Senhora Aparecida Cemetery. Photo: Lucas Silva/dpa - Lucas Silva/dpa

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazzuello, ha asegurado este jueves ante el Senado que ni los gestores locales ni el informe del Sistema Único de Salud (SUS) advirtieron en sus informes de la falta de oxígeno en la ciudad de Manaos a principios de este año.

La falta de oxígeno en el estado de Amazonas provocó el colapso del sistema sanitario en enero y la muerte de pacientes COVID-19 que no podían acceder al oxígeno que necesitaban.

Pazuello ha comparecido ante el Senado para responder preguntas sobre la estrategia de vacunación y las medidas tomadas para luchar contra la COVID-19.

No obstante, el informe del SUS al que ha hecho referencia el ministro reportaba un "colapso de hospitales y falta de red de oxígeno. Hay un problema en la red de gas del municipio que perjudica la presurización de oxígeno en los hospitales estatales", según recoge el portal de noticias G1.

Según Pazzuelo, un día antes de recibir este informe recibió la solicitud para el envío de cilindros de oxígeno desde Belém a Manaos, y el Gobierno envió 150 de estos cilindros.

Hasta entonces "no teníamos idea del colapso de oxígeno", ha vuelto a insistir Pazuello, "ni el Estado ni el Ministerio".

El ministro está siendo investigado a petición de la Fiscalía para determinar si hubo una omisión por parte de las autoridades federales en relación a la crisis en Amazonas. La semana pasada, testificó ante la Policía Federal.

Por otro lado, la Cámara de Diputados de Brasil ha aprobado un proyecto de ley para castigar con penas, incluso de cárcel, a aquellos que no cumplan con el orden de inmunización contra el coronavirus. Ahora el proyecto deberá pasar por el Senado.

La iniciativa sancionará con hasta tres años de prisión, además de una multa, a los que cometan una infracción respecto al orden establecido para la vacunación, después de que en las últimas semanas se hayan revelado casos de alcaldes y políticos que se han saltado la priorización por el Gobierno para aplicar las dosis de la vacuna.

Por otra parte, el Ministerio de Salud brasileño ha confirmado este jueves 54.742 nuevos contagios de COVID-19, con los que el país ya acumula 9.713.909.

De estos, 8.643.693 han logrado recuperarse, aunque 834.015 son pacientes que todavía están contagiados de la enfermedad.

El coronavirus se ha cobrado la vida de 236.201 personas en el país, según las autoridades sanitarias, que han registrado 1.351 nuevos decesos en las últimas 24 horas.