Publicado 17/04/2020 15:55:42 +02:00CET

Coronavirus.- Plan alerta de la catástrofe que puede provocar el coronavirus en "el mayor campo de refugiados del mundo"

Coronavirus.- Plan alerta de la catástrofe que puede provocar el coronavirus en
Coronavirus.- Plan alerta de la catástrofe que puede provocar el coronavirus en - KM ASAD / PLAN INTERNATIONAL - Archivo

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Plan International ha alertado este viernes de la "catástrofe" que podría llegar a provocar la propagación del nuevo coronavirus en "el mayor campamento de refugiados del mundo", emplazado en Cox's Bazar, en Bangladesh, y donde solo hay una Unidad de Cuidados Intensivos con diez camas para 1,2 millones de personas.

En un comunicado, la ONG ha señalado que el municipio de Cox's Bazar se encuentra actualmente cerrado y que en el campamento de refugiados rohingyas solo se permiten los servicios esenciales, como el suministro de alimentos, información sobre higiene, agua y saneamiento y asistencia médica.

"Las escuelas han cerrado indefinidamente. Aunque hasta ahora no ha habido casos confirmados en el campamento, los expertos creen que es solo cuestión de tiempo, ha advertido la organización humanitaria.

"Estamos hablando de uno de los campamentos de refugiados más grandes y más densamente poblados del mundo, con 40.000 personas por kilómetro cuadrado. El distanciamiento social es algo sencillamente imposible, un lujo. La mejor oportunidad que tenemos es asegurarnos de mantener el número de casos en cero", ha explicado el director de programas en Cox's Bazar para Plan International Bangladesh, Mohammed Riyas.

La organización ha asegurado que en todo Cox's Bazar solo hay una instalación para realizar pruebas, un solo espacio de aislamiento en el campamento rohingya y un único hospital local con 10 camas de cuidados intensivos para toda la población, aunque el Gobierno bangladeshí y los organismos humanitarios están trabajando para aumentar esta capacidad.

En este contexto, Plan International ha lanzado una petición global de fondos de 100 millones de euros para proteger a los niños y adolescentes más vulnerables y a sus comunidades del impacto de la pandemia del coronavirus.

La respuesta de la organización, que abarca al menos 50 países y también se está llevando a cabo en España, se centra en atender las necesidades de la infancia y la adolescencia, afectados de manera desproporcionada por las consecuencias de esta crisis.

"En los contextos más complejos, como los campamentos de refugiados con población hacinada, el coronavirus puede tener consecuencias catastróficas. La vida en el campamento será prácticamente imposible si el COVID-19 se extiende, ya que las operaciones humanitarias podrían reducirse o detenerse por miedo a propagar la infección. Esto significaría el cese de los servicios esenciales que ofrecemos, como la distribución de alimentos y el mantenimiento del suministro de agua", ha explicado la directora general de Plan International en España, Concha López.

Plan International ha contado que sus trabajadores en Bangladesh se desplazan a diario al campamento de refugiados de Cox's Bazar para llevar a cabo sesiones informativas sobre el coronavirus, garantizar que las instalaciones de agua, higiene y saneamiento estén operativas y continuar con la labor de protección de la infancia.

Los cooperantes llevan equipos de protección personal, siguen protocolos estrictos de lavado de manos y distanciamiento social y se deshacen de los controles rutinarios de temperatura para garantizar la seguridad de los habitantes del campamento.

IMPACTO SOBRE LA EDUCACIÓN

El responsable de los programas de Plan International en Bangladesh ha señalado que la educación también se ha visto gravemente afectada por la pandemia, por lo que ha abogado por "trabajar con el gobierno para restablecer la educación y ayudar a las comunidades a volver a la escuela". "La opción de aprendizaje online no está disponible para estos niños y niñas, por lo que necesitamos encontrar otras formas de asegurar que su educación no se vea interrumpida", ha afirmado.

Plan ha subrayado que el intercambio de información para contrarrestar el miedo y proporcionar asesoramiento médico o atención psicológica suponen "un gran desafío", ya que "los campamentos no tienen una cobertura fiable o generalizada de Internet".

Una coalición de 26 organizaciones de ayuda humanitaria de Bangladesh --incluida Plan International-- ha publicado este viernes una carta abierta en la que insta a los Gobiernos de Bangladesh y Birmania a que proporcionen acceso a dispositivos móviles e Internet en el campamento, ya que la falta de información alimenta el miedo y el pánico.

"Los mensajes que las personas refugiadas están recibiendo sobre COVID-19 se limitan a lo que reciben del Gobierno y de las agencias humanitarias. El acceso a Internet no está disponible en el campamento, por lo que no hay televisión, ni radio, ni redes sociales, y la falta de información puede causar pánico", ha asegurado el director de programas de Plan International en Bangladesh.

Riyas ha hecho hincapié en que "las mujeres y las niñas son especialmente vulnerables porque tienen menos acceso y es menos probable que la información llegue a ellas". "Tenemos que asegurarnos de que la información llegue a hombres y mujeres por igual, porque la información en esta crisis salvará vidas", ha concluido.