Publicado 08/02/2021 16:11CET

Coronavirus.- Portugal reanuda las clases a distancia en el día con menor cifra de casos de COVID-19 de 2021

Control en la frontera entre Portugal y España
Control en la frontera entre Portugal y España - GUSTAVO VALIENTE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los alumnos de Portugal han vuelto este lunes a las clases, aunque solo a distancia, ya que el Gobierno luso considera que no se dan aún las condiciones para permitir el retorno masivo a las aulas, si bien las autoridades sanitarias han notificado este lunes 2.505 nuevos casos de COVID-19, el mejor dato en lo que va de año.

El Ejecutivo de António Costa ordenó la paralización de las clases durante dos semanas dentro de una batería de medidas con las que buscaba reducir a toda costa la movilidad de la población, a la que exhortó incluso a quedarse en casa y no salir salvo que fuera imprescindible.

El plan inicial planteaba para el 8 de febrero la reapertura de los colegios, pero el Ejecutivo optó finalmente por una solución intermedia, con clases 'on line'. El ministro de Educación, Tiago Brandão Rodrigues, ha reconocido en RTP que las aulas son "el lugar natural" de alumnos y docentes, pero ha defendido la actual cautela.

En declaraciones a los periodistas durante una visita a una escuela del Algarve, ha reconocido que ve necesario retomar las clases presenciales "lo más rápidamente posible", pero siempre y cuando la situación epidemiológica lo aconseje, informa la televisión pública.

Portugal vivió en enero su peor mes de toda la pandemia de COVID-19 y hasta este lunes acumulaba 767.919 positivos. De ellos, 2.505 corresponden a las últimas 24 horas, el mejor dato desde que arrancó 2021, si bien los balances suelen ser bajos en lunes debido al retraso en la notificación de los casos durante el fin de semana.

Las autoridades sanitarias estiman en unos 140.000 los casos activos, mientras que 14.354 enfermos han perdido la vida, 196 más que el domingo. Asimismo, más de 6.300 pacientes permanecen ingresados en hospitales, 877 de los cuales están en unidades de cuidados intensivos.

La presión hospitalaria es uno de los aspectos que más ha preocupado en las últimas semanas, como lo demuestra el hecho de que Portugal haya tenido que recurrir a la ayuda de gobiernos extranjeros para evacuar pacientes o recibir trabajadores y equipos médicos.

La ministra de Salud, Marta Temido, ha reconocido que las próximas semanas seguirá habiendo mucha presión. "Como siempre hemos dicho, lo que más nos preocupa es mantener los cuidados a los pacientes que los necesitan", ha declarado.