Publicado 08/03/2021 16:25CET

Coronavirus.- Portugal registra su cifra más baja de casos y muertes por coronavirus en medio año

Barrio de Baixa, en Lisboa.
Barrio de Baixa, en Lisboa. - JORGE CASTELLANOS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Portugal ha informado este lunes de 365 nuevos casos de coronavirus y 25 fallecidos a causa de la enfermedad, lo que supone los datos más bajos en medio año, concretamente desde el 7 de septiembre.

Así, el total de casos acumulados es de 810.459, mientras que la cifra de fallecidos asciende a 16.565. El último balance de la Dirección General de Salud (DGS) detalla un descenso de los ingresos hospitalarios que dura ya casi un mes, con 1.403 personas internadas y otras 342 en unidades de cuidados intensivos.

"El número de nuevos casos diarios continúa reduciéndose, por otro lado el número de ingresos, tanto en unidades de asistencia general como en cuidados intensivos continúa cayendo", ha destacado la ministra de Salud portuguesa, Marta Temido, quien ha señalado la misma tendencia en relación a la cifra de fallecidos.

Esta caída del número de ingresos, en especial en aquellos de cuidados intensivos, ha sido superior a las previsiones realizadas por los especialistas, tal y como ha reconocido el epidemiólogo Baltazar Nunes, del Instituto Ricardo Jorge, tras una reunión con las autoridades políticas y sanitarias en la sede de la estatal Autoridad Nacional de Medicamentos y Productos Sanitarios (Infarmed).

En ese sentido, Nunes ha subrayado que la tendencia de nuevos casos en Portugal es muy "decreciente" y prevé que para el 15 de marzo Portugal esté "muy cerca de los 60 casos por cada 100.000 habitantes" y cuente con una tasa "deseada" de ocupación en unidades de cuidados intensivos, según publica el diario luso 'Público'.

En dicha reunión también se ha abordado la posibilidad de un posible plan de desconfinamiento a partir del 15 de marzo, con la reapertura de guarderías y aquellos puestos de trabajo en los que sea posible en un primer momento la ausencia de contacto con el público.

Por su parte, el primer ministro portugués, Antonio Costa, ha defendido tener "una base científica más sólida" antes de tomar cualquier tipo de decisión con respecto a una posible flexibilización de las restricciones, después de la reunión que mantuvieron los funcionarios de salud pública en la Infarmed.

"Es importante encontrar una metodología que con la que se pueda compartir con la comunidad cuál es la base científica de los riesgos porque eso ayuda a todos a entender las medidas adoptadas y facilita su adhesión" a las mismas", ha dicho Costa, quien agradeció a todos los expertos por sus propuestas "diversas y potencialmente convergentes"

"Siento que tengo las herramientas para una toma de decisiones más fundamenta. La autoridad política cuenta a partir de ahora con una base más sólida para tomar sus decisiones", ha recalcado.