Publicado 17/03/2021 17:12CET

Coronavirus.- Portugal suma otros 15 muertos y 670 nuevos casos de coronavirus

Mural en honor de los trabajadores sanitarios en el Hospital Sao Joao, en Porto, Portugal.
Mural en honor de los trabajadores sanitarios en el Hospital Sao Joao, en Porto, Portugal. - RITA FRANCA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Salud (DGS) de Portugal ha cifrado en 673 los últimos casos de coronavirus diagnosticados y en 15 los fallecidos a causa de la enfermedad, datos que mantienen al país por debajo del índice de trasmisibilidad y de incidencia de nuevos contagios por 100.000 habitantes fijado por el Gobierno.

En total, desde el inicio de la pandemia han contraído la enfermedad 815.570 personas, de las cuales 16.722 han fallecido y otras 762.961 han logrado recuperarse, 1.058 de ellas en las últimas 24 horas. La cifra de casos activos es de 35.229.

El país continúa en la zona verde del semáforo epidemiológico anunciado por el Gobierno, situándose con un índice de trasmisibilidad de 0,84 y una incidencia de nuevos casos por 100.000 habitantes de 90,3, muy por debajo del máximo de 120.

La ocupación hospitalaria continúa descendiendo y en las últimas 24 horas 99 pacientes han sido dadas de alta y otras ocho han pasado a planta. En total, 1.061 personas continúan ingresadas, de las cuales 205 lo están en unidades de cuidados intensivos.

La regiones de Lisboa y Valle del Tajo, así como la Norte continúan siendo aquellas que registran mayor número de casos de coronavirus, mientras que otras como Centro, Alentejo y Algarve se han estabilizado.

En relación al programa de vacunación, el ocho por ciento de la población portuguesa ha recibido al menos una dosis de la vacuna, algo más de 851.000, mientras que cerca de 350 personas se han sometido ya a los dos pinchazos, lo que supone el tres por ciento de la población.

Los nuevos datos se han dado a conocer coincidiendo con la entrada en vigor del decimotercer estado de emergencia desde que estalló la crisis sanitaria en Portugal, que estará vigente hasta el 31 de marzo, como parte del plan de desconfinamiento gradual que el Gobierno luso pretende llevar a cabo hasta Semana Santa.