Publicado 27/02/2021 15:30CET

Coronavirus.- El primer ministro de Francia llama a una veintena de departamentos a endurecer las restricciones

24 February 2021, France, Paris: French Prime Minister Jean Castex leaves the Council of Ministers after a meeting. Photo: Sadak Souici/Le Pictorium Agency via ZUMA/dpa
24 February 2021, France, Paris: French Prime Minister Jean Castex leaves the Council of Ministers after a meeting. Photo: Sadak Souici/Le Pictorium Agency via ZUMA/dpa - Sadak Souici/Le Pictorium Agency / DPA

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Francia, Jean Castex, ha pedido a los prefectos de una veintena de departamentos del país que endurezcan las restricciones ante la posibilidad de un nuevo estallido de la pandemia de coronavirus.

Castex ha reiterado así a los prefectos, con los que ha mantenido una conferencia virtual, las disposiciones emitidas el jueves y diseñadas para evitar un nuevo repunte de contagios.

El jefe de Gobierno "ha llamado a los prefectos a realizar consultas en profundidad y tomar medidas inmediatas, como el fortalecimiento de los controles, la optimización de la campaña de vacunación, el despliegue de pruebas en los establecimientos educativos y cumplimiento de las directivas relativas al teletrabajo", según el comunicado de su oficina, recogido por Radio Francia Internacional.

Las regiones afectadas también incluyen a la ciudad de París, cuya Alcaldía propuso inicialmente un cierre breve y estricto con la perspectiva de poder reabrir posteriormente restaurantes o centros culturales. Sin embargo, después de fuertes críticas, la ciudad dio marcha atrás rápidamente. Este fin de semana, no obstante, el Ayuntamiento planea discutir nuevas medidas con las autoridades sanitarias y la prefectura.

De hecho, desde este sábado se encuentra en vigor un bloqueo parcial en las regiones de Francia que se han visto especialmente afectadas por la epidemia. El cierre afecta la ciudad turística de Niza, en el sur de Francia, incluida la región costera, y la ciudad de Dunkerque, en el norte de Francia.

En términos generales, la situación en todo el país se ha mantenido estable --dentro de un nivel elevado -- en los últimos meses, pero ahora parece estar deteriorándose. El país ha registrado 3,7 millones de casos y 86.000 fallecidos.