Publicado 20/12/2020 17:34CET

Coronavirus.- Reino Unido registra un récord de casi 36.000 nuevos contagios

20 December 2020, England, London: A cyclist rides in the almost deserted Oxford Circus shopping street. British Prime Minister Boris Johnson announced a strict lockdown and cancelled Christmas holiday gatherings across London and eastern and south-east E
20 December 2020, England, London: A cyclist rides in the almost deserted Oxford Circus shopping street. British Prime Minister Boris Johnson announced a strict lockdown and cancelled Christmas holiday gatherings across London and eastern and south-east E - Stefan Rousseau/PA Wire/dpa

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades británicas han confirmado casi 36.000 nuevos contagios, récord histórico, y 326 fallecidos durante las últimas 24 horas, tal y como refleja el nuevo balance de víctimas de coronavirus publicado este domingo, primer día del nuevo confinamiento en Londres y el sureste de Inglaterra por el repunte de casos, asociado en parte a la aparición de una nueva cepa de contagio que se propaga un 70 por ciento más rápido que la original.

Ambas zonas han amanecido este domingo en el llamado Nivel 4, uno que cierra efectivamente las zonas afectadas, obliga a los residentes a quedarse en sus domicilios salvo limitadas excepciones, cierra las instalaciones de ocio y servicios no esenciales, e impone el trabajo desde casa salvo circunstancia inapelable.

Concretamente, el país ha registrado 35.928 casos que elevan el total de afectados a 2.040.147 de personas. El total de víctimas mortales asciende a 67.401 personas.

En lo que a hospitalizaciones se refiere, 2.034 pacientes han sido ingresados en las últimas horas, para un total de 18.771 hospitalizados, de los cuales 1.364 necesitan respiración asistida para sobrevivir, según el balance del Gobierno británico.

Antes de conocerse el balance, el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, ha reconocido que la nueva cepa de coronavirus detectada en Inglaterra está "fuera de control" y por eso el Gobierno ha tenido que actuar "rápidamente y con decisión", en referencia al confinamiento impuesto en Londres y el sureste del país. La nueva cepa no es más grave, pero sí se propaga más rápidamente.

"Es una enfermedad mortal y debemos controlarla, lo cual es más difícil con esta nueva variante", ha afirmado Hancock en una entrevista con la cadena británica Sky News. "Todo el mundo, en particular quienes viven en regiones designadas Nivel 4 deben comportarse como si tuvieran el virus. Esa es la única forma de poder recuperar el control", ha añadido.

Aunque en principio la duración inicial estipulada es de dos semanas, estas restricciones se revisarán el próximo 30 de diciembre, día en que el Gobierno se pronunciará sobre una posible extensión para salvar, en la medida de lo posible, la última semana navideña.