Publicado 20/03/2020 11:49CET

Coronavirus.- Rohani asegurá que Irán conseguirá eliminar pronto al "inoportuno huésped" que representa el coronavirus

Coronavirus.- Rohani asegurá que Irán conseguirá eliminar pronto al "inoportuno
Coronavirus.- Rohani asegurá que Irán conseguirá eliminar pronto al "inoportuno - PRESIDENCIA DE IRÁN

La República Islámica se aproxima a los 20.000 casos con más de 1.400 muertos por el virus originado en Wuhan

TEHERÁN, 20 Mar. (DPA/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha asegurado este viernes que la República Islámica conseguirá superar los desafíos actuales y eliminará pronto al "inoportuno huésped" que representa la pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan.

En su discurso en Teherán este viernes con motivo del Nouruz, el año nuevo persa, el mandatario iraní ha dicho que el nuevo coronavirus es, junto con las sanciones de Estados Unidos, un "inoportuno huésped" que será pronto eliminado.

"Hemos tenidos dos grandes desafíos este último año, que tendremos que batir en el año nuevo", ha proclamado. Rohani ha afirmado que la República Islámica prevalecerá frente a las sanciones impuestas por Estados Unidos aunque estas causen efectos negativos en la economía irnaí, especialmente en el sector petrolero.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad de Irán, el nuevo coronavirus ha dejado a 19.644 contagiadas y ha acabado con la vida de un total de 1.433.

Por su parte, el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, ha hecho un llamamiento a aumentar la producción económica nacional para poder superar así el efecto de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la República Islámica, según informa la agencia de noticias Fars.

"El eslógan del año pasado fue 'Impulsar la producción'. Este año, quiero decir que necesitamos un aumento adicional en la producción, como el eslogan del año pasado", ha dicho el ayatolá Jamenei. "Este año es el año de 'Aumentar la producción'. Este es el eslogan de este año. Las autoridades deben actuar de manera que la producción registre una subida y, Dios mediante, haya un cambio tangible en las vidas de las personas", ha explicado, en su mensaje difundido por la cadena de televisión estatal.

JAMENEI RECONOCE QUE HA SIDO "UN AÑO DIFÍCIL"

El líder supremo ha reconocido que el último año persa ha sido "difícil" y ha subrayado que el peor momento ha sido el "crimen terrorista" que cometió Estados Unidos al matar al general iraní Qasem Soleimani. "A lo largo del año, el pueblo ha padecido numerosas dificultades. Ha sido un año difícil", ha señalado.

En medio de estas dificultades, el ayatolá ha querido resaltar los sacrificios realizados por los trabajadores sanitarios y por todos los voluntarios que les han apoyado en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan. "Todo este fenómeno es una fuente de dignidad y reputación", ha destacado.

"El pueblo se ha apresurado a ayudar a los médicos. Ha habido grupos de apoyo, algunos de ellos ofreciendo fábricas o sus casas para fabricar los productos neceistados por los pacientes o por las masas, artículos como guantes, máscaras y otros", ha señalado.

Además de los efectos en la población del nuevo coronavirus, la pandemia también ha tenido repercusión en la economía iraní. La mayoría de las personas contagiadas están en Teherán, que ha contabilizado cerca de 4.400 casos.

El dato positivo es que, hasta la fecha, hay cerca de 6.000 personas que se han recuperado de COVID-19, la enfermedad generada por el coronavirus, incluida una mujer de 103 años de la localidad de Semnan. Para poder seguir combatiendo la pandemia, Rohani ha emplazado a los iraníes a renunciar a las visitas familiares propias de la celebración del Nouruz y ha recomendado que se queden en casa durante las dos semanas que dura la conmemoración.