Publicado 07/05/2020 12:10:10 +02:00CET

Coronavirus.- El Salvador suspende el transporte público durante los 15 días de "cuarentena especial"

Coronavirus.- El Salvador suspende el transporte público durante los 15 días de
Coronavirus.- El Salvador suspende el transporte público durante los 15 días de - PRESIDENCIA DE EL SALVADOR

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha ordenado suspender el transporte público durante los 15 días que, en principio, estará vigente la "cuarentena especial" que entra en vigor este jueves para frenar el contagio del coronavirus.

"Entre las nuevas disposiciones establecidas por nuestro Gobierno (...) para contener el aumento de los casos de coronavirus y restablecer cuanto antes la normalidad en el país, se suspenderá el transporte de pasajeros, incluyendo cualquier tipo de servicio de taxi", reza el Decreto Ejecutivo 23, publicado este jueves.

Durante la próxima quincena "solo se habilitó el transporte para empleados de empresas e instituciones públicas y privadas autorizadas" y de "población vulnerable". Estos traslados se harán de forma gratuita a través de "las rutas habituales del transporte colectivo" entre las 6.00 y las 8.00 y las 16.00 y las 18.00 (hora local).

"Todas las personas con enfermedades crónicas, cáncer, insuficiencia renal, diabetes, terapias y cualquier otro tipo de padecimiento que requiera atención inmediata también contarán con transporte gratuito desde su hogar, ya sea a un centro de salud público o privado", que podrán solicitar telefónicamente a través de una línea especial o de la habitual para asistencia del Ministerio de Salud, que estarán disponibles las 24 horas del día y para cualquier punto del territorio salvadoreño.

Bukele ha asegurado que "el Gobierno seguirá haciendo todo lo que esté a su alcance para que ninguna de las medidas anunciadas afecte a la movilidad del personal de salud y de los cuerpos de seguridad que están trabajando directamente en atender la emergencia, así como a todas las personas que por su delicada situación de salud deben recibir asistencia regular y especializada".

"Sabemos que esta nueva fase nos obligará a adaptar nuestra rutina y nuestros hábitos de una forma nunca antes vista. Sin embargo, es momento de pensar en colectivo, no de forma individual, de poner la salud por delante y ser responsables con nuestra vida y la de nuestros seres queridos", ha remachado.

"CUARENTENA ESPECIAL"

La Asamblea Legislativa aprobó el martes la nueva ley de cuarentena, la primera para regular las medidas de confinamiento que rigen en el país desde el pasado 22 de marzo, en una agitada sesión parlamentaria que se prolongó hasta la madrugada y en la que se escucharon golpes en las mesas y gritos de "dictador".

A pesar del acuerdo entre el Gobierno y parte de la oposición --la conservadora ARENA lo apoyó pero el izquierdista FMLN se desmarcó--, Bukele publicó posteriormente dos decretos ejecutivos, el 22 y el 23, para endurecer la ley dando fruto a la "cuarentena especial".

Este nuevo marco jurídico limita las salidas a la calle hasta el punto de que solo se puede comprar comida dos veces a la semana, como hasta ahora, pero en función del último número del carnet de identidad.

La "cuarentena especial" ha entrado en vigor en la medianoche del jueves con controles en los accesos a las ciudades y sus principales barrios. "Rompiendo la cuarentena, sin DUI, sin licencia. Su argumento: 'por necesidad ando así'. Se llama irresponsabilidad, en el mejor de los casos. Esta persona ya fue detenida", ha contado Bukele en redes sociales.

El presidente se ha mostrado consciente de que "estas disposiciones causarán muchas molestias". "Todos tendrán algo que reclamar, pero tenemos que hacerlo por nuestro país", ha defendido.

El Salvador, con 695 casos confirmados de coronavirus, incluidos 15 muertos, es uno de los países menos afectados en la región y en el mundo por la pandemia, pese a lo cual ha adoptado medidas drásticas que le han supuesto acusaciones de abuso de poder por parte de la oposición y de organizaciones de defensa de los Derechos Humanos.

Contador