Publicado 24/09/2021 22:12CET

Coronavirus.- Singapur endurece las restricciones tras el tercer récord consecutivo de contagios diarios de COVID-19

Archivo - 11 April 2020, Singapore: Streets of Singapore are seen empty amid a nationwide lockdown aiming to curb the spread of Coronavirus (Covid-19). Photo: Gilles Aygalenq/Le Pictorium Agency via ZUMA/dpa
Archivo - 11 April 2020, Singapore: Streets of Singapore are seen empty amid a nationwide lockdown aiming to curb the spread of Coronavirus (Covid-19). Photo: Gilles Aygalenq/Le Pictorium Agency via ZUMA/dpa - Gilles Aygalenq/Le Pictorium Age / DPA - Archivo

BANGKOK, 24 Sep. (DPA/EP) -

El Ministerio de Sanidad de Singapur ha anunciado este viernes que endurece las restricciones para contener la pandemia de coronavirus después de notificar, por tercer día consecutivo, un nuevo récord de contagios registrados en las últimas 24 horas.

Las autoridades sanitarias han confirmado este viernes casi 1.600 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva el total a más de 84.000, de los cuales casi 20.000 se han detectado en las últimas cuatro semanas.

Además, en la última jornada también se han producido tres muertes relacionadas con la enfermedad, con las que ya son 73 las personas que han fallecido en Singapur, que tiene 5,7 millones de habitantes.

Dos de los tres fallecidos estaban entre el grupo del 82 por ciento de adultos que ya ha sido totalmente vacunados, según el ministerio.

En este contexto, el Gobierno ha anunciado que las cenas en restaurantes se limitarán a dos personas por mesa, que deberán estar vacunadas, haber superado la enfermedad o contar con una prueba negativa de coronavirus.

Las restricciones también incluyen la recomendación de trabajar desde casa cuando sea posible, y según el primer ministro, Lee Hsien Loong, "garantizarán que el sistema sanitario no se vea desbordado".

Por su parte, el ministro de Economía, Lawrence Wong, ha advertido que las medidas son necesarias, ya que los hospitales "están sufriendo una enorme presión".

La Administración de Singapur había adelantado a principios de este año que su intención era tratar al coronavirus como una enfermedad "endémica" y prometió no imponer otro confinamiento. El único se impuso entre abril y junio de 2020.

No obstante, Singapur ha visto desde entonces cómo se dispara el número de contagios, aunque ha evitado la propagación de la variante delta, que en países vecinos como Malasia, ha disparado la cifra de casos.

Contador