Publicado 22/08/2021 07:18CET

Coronavirus.- Soldados birmanos habrían servido como cobayas para probar la vacuna contra la COVID sin su consentimiento

Archivo - 02 February 2021, Myanmar, Yangon: A soldier stands guard outside an Hindu temple. Myanmar's military seized power on Monday and detained government officials including de facto leader Aung San Suu Kyi and imposed a one-year state of emergency.
Archivo - 02 February 2021, Myanmar, Yangon: A soldier stands guard outside an Hindu temple. Myanmar's military seized power on Monday and detained government officials including de facto leader Aung San Suu Kyi and imposed a one-year state of emergency. - Aung Kyaw Htet/SOPA Images via Z / DPA - Archivo

La compañía Bharat Biotech, responsable de la vacuna, ha negado los hechos

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un programa militar secreto que arrancó en el mes de enero habría utilizado a soldados de Birmania para probar, sin su consentimiento, una vacuna no aprobada, según han informado fuentes del Ejército y ha publicado la agencia birmana Myanmar Now.

Dichos miembros del Ejército de Birmania habrían recibido dosis de una vacuna Covaxin contra el coronavirus, producida por la compañía farmacéutica india Bahrat Biotech. Estas prácticas arrancaron en el mes de enero y se prolongaron durante tres meses más.

Según el informe del Ejército, a estos militares se les habría inoculado la dosis de la vacuna sin su consentimiento y sin el conocimiento de que esta vacuna se encontraba aún en la tercera fase de ensayos clínicos.

"Dijeron que nos iban a vacunar y luego revisarían nuestra inmunidad dos semanas después de la vacuna para ver si había aumentado. Así que se podría decir que fue una prueba", ha declarado un oficial del Ejército, según recoge la agencia birmana.

Además, ha apuntado que, tanto a él como a otros quince soldados, se les extrajo sangre un total de tres veces después de cada uno de los dos disparos que recibieron, y ha expresado que, más tarde, este programa se amplió para incluir a más personal militar.

"Pensé que le estaban extrayendo sangre a todo el mundo. Pero más tarde supimos que solo éramos nosotros. Incluso bromeamos diciendo que nos estaban utilizando como ratas de laboratorio", ha trasladado el militar.

Bharat Biotech comenzó los ensayos de la tercera fase del desarrollo de su vacuna Covaxin en noviembre del pasado año, pero a principios de enero todavía no había logrado avances significativos debido a la falta de voluntarios dispuestos a probarla.

En este contexto, la compañía ha negado haber realizado ensayos clínicos fuera de India, y ha informado de que envió 55 viales a Birmana en el mes de enero pero que era una maniobra normal en el marco de una negociación ante un posible comprador.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió una solicitud para la inclusión de Covaxin en su lista de vacunas de uso de emergencia a principios de julio, pero aún no ha llevado a cabo una revisión de los datos presentados por la compañía.