Publicado 20/08/2021 17:10CET

Coronavirus.- Sri Lanka impone un confinamiento de diez días para contener la propagación de la COVID-19

20 August 2021, Sri Lanka, Colombo: Helath workers in protective suits carry a body of a Coronavirus victim from a freezer storage to a trolley at the Institute of Forensic Medicine & Toxicology in Colombo. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Press Wire/dpa
20 August 2021, Sri Lanka, Colombo: Helath workers in protective suits carry a body of a Coronavirus victim from a freezer storage to a trolley at the Institute of Forensic Medicine & Toxicology in Colombo. Photo: Pradeep Dambarage/ZUMA Press Wire/dpa - Pradeep Dambarage/ZUMA Press Wir / DPA

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Sri Lanka ha impuesto este viernes un confinamiento de diez días para contener la propagación de la COVID-19, enfermedad que ya deja más de 373.000 casos en el país desde que comenzó la pandemia.

Según ha detallado el ministro de Salud ceilandés, Keheliya Rambukwella, a través de su cuenta en la red social Twitter, el confinamiento entrará en vigor a las 22.00 horas (hora local) y se extenderá hasta el lunes 30 de agosto.

"Todos los servicios esenciales funcionarán de forma normal", ha puntualizado, antes de pedir a la ciudadanía que cumplan la norma y permanezcan en sus hogares.

La decisión llega después de que el balance de fallecidos por la COVID-19 alcanzara los 160 durante la semana pasada, mientras que la media de nuevos contagios se situó en 3.500. No obstante, según recoge la agencia de noticias DPA, los trabajadores sanitarios ceilandeses señalan que las cifras de la pandemia en el país son mayores a las constatadas.

El presidente, Gotabaya Rajapaksa, se ha opuesto enérgicamente a los confinamientos, alegando que esta medida afecta a la manera de ganarse la vida de muchos ciudadanos ceilandeses, lo que podría desembocar en una crisis económica.

Mientras, el Gobierno introdujo una serie de restricciones la semana pasada, que fundamentalmente afectaban a los viajes interregionales, las bodas o los eventos públicos, entre otros. Sin embargo, las medidas no han sido suficientes para reducir el número de nuevos contagios y muertes, que ya suman cerca de 6.800 en todo el país.

Contador