Publicado 26/01/2021 14:52CET

Coronavirus.- Sudáfrica carga contra el "nacionalismo de vacunas" y pide a los países ricos que repartan dosis

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa
El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa - Isac Nobrega/Palacio do Planalto / DPA - Archivo

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha criticado el "nacionalismo de vacunas" que se habría generado en la carrera entre los distintos gobiernos para obtener la inmunización frente a la COVID-19 y ha exhortado a los "países ricos" a ceder parte de las dosis obtenidas a zonas con menos recursos.

"Loa países ricos han adquirido gran cantidad de dosis de vacunas a los creadores y fabricantes", ha lamentado Ramaphosa, durante un discurso en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) en el que ha reconocido estar "preocupado" por los efectos que pueda acarrear este acaparamiento .

En este sentido, ha dicho que algunos países han comprado "cuatro veces más de lo que su población necesita", a costa de "la exclusión de otros países del mundo", por lo que ha llamado a repartir parte de los fármacos "acumulados" con otras partes del mundo, informa el portal sudafricano de noticias News 24.

"No estaremos seguros si unos países vacunan a sus ciudadanos y otros no", ha alertado el mandatario sudafricano, quien ha apuntado que la pandemia afecta a todo el mundo "por igual", sin importar el nivel de renta per cápita. "Debemos actuar todos juntos para combatir el virus", ha reclamado.

Sudáfrica, que acumula 1,4 millones de casos de coronavirus y más de 40.000 fallecidos, se ha marcado como objetivo vacunar este año a 40 millones de personas --el país se acerca a los 60 millones de habitantes--. Una décima parte de estas dosis llegarán del programa COVAX, con el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere garantizar el acceso de los fármacos a todo el mundo.

El Gobierno también negocia directamente con fabricantes y prevé recibir este mes un millón de dosis de la vacuna india, que irían destinadas a los trabajadores sanitarios.