Publicado 27/11/2021 15:22CET

Coronavirus.- Sudáfrica denuncia que las últimas restricciones "castigan" al país por su capacidad de detección

Infografía sobre la variante B.1.1.529 ómicron del coronavirus junto al logo de la Organización Mundial de la Salud (OMS)
Infografía sobre la variante B.1.1.529 ómicron del coronavirus junto al logo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) - ANDRE M. CHANG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno sudafricano ha criticado las recientes restricciones de viaje impuestas por diversos países sobre África y en especial sobre Sudáfrica por la variante ómicron del coronavirus y las ha considerado un "castigo" por la capacidad de detección.

"Las últimas prohibiciones de viaje suponen un castigo contra Sudáfrica por su avanzada capacidad de secuenciación genética y su capacidad de detección de nuevas variantes más rápidamente", ha indicado el Ministerio de Asuntos Exteriores sudafricano en un comunicado.

"Una ciencia excelente debería recibir aplausos, no castigos. La comunidad global debe colaborar y asociarse para gestionar la pandemia de la COVID-19", ha añadido. "Ningún individuo contagiado puede salir del país", ha remachado.

Además, Sudáfrica ha recordado que se ha detectado la variante ómicron en otros países sin que haya relación directa demostrada con Sudáfrica. "Vale la pena destacar que la reacción a esos países ha sido totalmente distinta", ha reprochado el Gobierno sudafricano.

El Gobierno sudafricano ha recordado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que no se deben caer en reacciones "automatizadas" y ha pedido no imponer restricciones de viaje.

En concreto cita al director de Emergencias de la OMS, Michael Ryan, quien ha pedido paciencia en el análisis de los datos: "Ya ha pasado anteriormente. En cuanto se menciona una nueva variante todo el mundo cierra fronteras y restringe los viajes. Es muy importante que permanezcamos abiertos y concentrados".

Sudáfrica presume de su "programa mejorado de vacunación respaldado por la comunidad científica" lo que "debería dar tranquilidad" a nivel global. "Estamos haciéndolo tan bien como nuestros socios globales", ha subrayado.

La ministra de Asuntos Exteriores sudafricana, Naledi Pandor, ha manifestado el "respeto" de su país por las restricciones, pero ha abogado por la "colaboración y compartir la capacidad".

"Nuestra preocupación inmediata es el daño que están causando estas restricciones a familias y a la industria del turismo", ha añadido. Sudáfrica ha abierto ya contactos con los países que han impuesto prohibiciones para pedirles que las reconsideren, ha indicado el Ministerio en el comunicado.

La UE, Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Japón, India o Canadá han prohibido los vuelos procedentes de Sudáfrica y otros países de la región tras confirmarse en una muestra tomada el 9 de noviembre la presencia de una nueva variante, la B.1.1.529, más conocida como ómicron.