Publicado 13/09/2021 02:45CET

Coronavirus.- Sudáfrica flexibiliza las medidas COVID-19 en base a la disminución de los contagios

Archivo - Personas con mascarilla en una cola para recibir alimentos durante la crisis del coronavirus en Pretoria, Sudáfrica
Archivo - Personas con mascarilla en una cola para recibir alimentos durante la crisis del coronavirus en Pretoria, Sudáfrica - Manash Das/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, ha anunciado este domingo que, a partir del lunes, se reducirán las medidas sanitarias para frenar el avance de la COVID-19 en el país gracias a la disminución de los contagios.

"El número promedio de infecciones diarias durante las dos últimas semanas es un 29 por ciento más bajo que hace siete días, y un 48 por ciento inferior que los de los siete anteriores a estos", ha afirmado Ramaphosa, recoge el diario local 'Mail and Guardia'.

Es por estos datos que el comité asesor ministerial dedicado a la gestión de la pandemia ha aconsejado que se reduzca el nivel de alerta del escenario tres, al dos. Sin embargo, el presidente ha recordado a los ciudadanos que aún no se ha superado la tercera ola de contagios.

Aunque las provincias de Cabo Norte y Estado Libre son los territorios que presentan unos datos más preocupantes, por esto el presidente ha confirmado que se están llevando a cabo esfuerzos para determinar los aspectos que hay detrás de esta tasa de infección alta.

Más allá de estas dos provincias, la evolución de los contagios en el resto del país la tendencia se mantiene a la baja, por lo que el Estado ha acordado establecer un nuevo toque de queda de 23.00 a 4.00 horas (hora local), mientras que los establecimientos no esenciales deberán cerrar a las 22.00 horas.

Las reuniones se limitarán a 250 personas en el interior de los establecimientos, dejando atrás la limitación anterior que reducía estos encuentros a 50 personas. Por su parte, los encuentros en espacios abiertos pasan de 100 a 500 personas.

Otras medidas, como el uso obligatorio de la mascarilla en espacios públicos, la limitación de 50 personas en los funerales o las vigilias nocturnas siguen en vigor, aunque se revisarán en dos semanas.

INCENTIVAR LA VACUNACIÓN

El presidente Ramaphosa ha reiterado también que las personas vacunadas tienen menos probabilidades de enfermar de gravedad o morir por complicaciones derivadas de la COVID-19, según recoge la cadena de televisión SABC.

"Sabemos que una persona vacunada aún puede estar infectada y transmitir el virus a otras, pero lo que estamos viendo es que muy pocas personas vacunadas contra la COVID-19 se enferman gravemente y muy pocas están ingresadas en UCI o necesitando respiración asistida", ha apuntado.

Contador