Publicado 07/12/2021 18:45

Coronavirus.- Suecia se muestra "preocupada" por la pandemia de COVID-19 e introduce algunas restricciones

Magdalena Andersson, primera ministra de Suecia
Magdalena Andersson, primera ministra de Suecia - NINNI ANDERSSON/REGERINGSKANSLIET/HANDOUT / XINHUA

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Suecia ha declarado este martes su "preocupación" por la pandemia de COVID-19 y ha introducido una serie de restricciones, al tiempo que ha esbozado limitaciones más duras que entrarán en vigor si la situación empeora.

El Ejecutivo de Magdalena Andersson y la Agencia Sueca de Salud Pública han desarrollado un plan de acción con el objetivo de detener la propagación de la COVID-19. El plan contiene tres pasos y el primero de ellos entrará en vigor este miércoles.

Así, los ciudadanos tendrán que mantener la distancia física en los sitios públicos y la mascarilla será obligatoria en el transporte público. Además, los empleadores deben fomentar el teletrabajo en la medida de lo posible, mientras que los centros educativos deben reducir el número de alumnos por clase, según recoge el diario sueco 'Aftonbladet'.

Si la situación empeora, el segundo escalón del plan incluye medidas como clases 'online' para los estudiantes en un régimen híbrido o la obligatoriedad de presentar el certificado de vacunación para realizar ciertas actividades. El último paso, el más severo, prevé que los ciudadanos limiten sus contactos y la cancelación de eventos sociales, entre otras restricciones.

En rueda de prensa, Andersson ha indicado que la situación de la pandemia se está deteriorando en todo el mundo, en Europa y en Suecia, aunque ha destacado que, por el momento, Suecia "parece estar bien en comparación con, por ejemplo, el sur de Europa".

Por ello, ha insistido en que la situación plantea cierta "preocupación" y ha pedido a la ciudadanía que se vacune contra la COVID-19 si todavía no lo ha hecho. Hasta el momento, Suecia ha contabilizado más de 1,2 millones de contagiados de COVID-19, incluidos más de 15.000 fallecidos a causa de la enfermedad.