Publicado 28/01/2021 11:12CET

Coronavirus.- Las tasas de contagio por coronavirus en Alemania caen a su punto más bajo desde finales de octubre

Vacunación de una trabajadora sanitaria contra el coronavirus en Alemania
Vacunación de una trabajadora sanitaria contra el coronavirus en Alemania - Bernd Wüstneck/dpa-Zentralbild/

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Alemania han indicado este jueves que las tasas de contagio por coronavirus se encuentran en su punto más bajo desde finales de octubre, después de que la incidencia acumulada durante los últimos siete días haya caído por debajo de los cien casos por cada 100.000 habitantes por primera vez desde entonces.

El Instituto Robert Koch (RKI), el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha señalado que la incidencia se encuentra en 98,1, cerca de la mitad del existente el 22 de diciembre, cuando llegó a su tope, con 197,6.

Asimismo, ha detallado que durante las últimas 24 horas se han confirmado en el país 17.553 casos y 941 fallecidos, lo que sitúa los totales en 2.178.828 y 54.913, respectivamente, con cerca de 1.883.700 personas recuperadas hasta ahora de la COVID-19.

El Gobierno alemán ha destacado que su objetivo es lograr que la incidencia acumulada durante los siete días anteriores caiga por debajo del 50, cifra que considera como la necesaria para permitir destensar el sistema sanitario y retomar las tareas de rastreo y cuarentenas localizadas.

Este dato positivo ha sido conocido dos días después de que la canciller alemana, Angela Merkel, afirmara que la velocidad de respuesta de las autoridades ante el coronavirus "dejó mucho que desear" y apuntara a "la carencia de digitalización en la sociedad" como uno de los problemas principales en la lucha contra la pandemia.

El Ejecutivo acordó la semana pasada con los líderes de los estados federados la extensión del confinamiento impuesto por la pandemia hasta el 14 de febrero. La medida, inicialmente prevista para finales de enero, implica el cierre de restaurantes, instalaciones de ocio y tiendas de productos no esenciales, al tiempo que se hizo obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público y se fomentó el teletrabajo.